Ta­ller de ideas

Des­de los años 90 Pa­ne­rai ha si­do ca­paz de crear 33 ca­li­bres pro­pios, in­ves­ti­gar en nue­vos ma­te­ria­les y crear to­do un re­per­to­rio de com­pli­ca­cio­nes.

GQ (Spain) - - Relojes -

Des­de que se pro­du­jo el pri­mer re­loj de Of­fi­ci­ne Pa­ne­rai en 1936, en el ta­ller de re­lo­je­ría de la piaz­za San Gio­van­ni de Florencia, has­ta la crea­ción de la ma­nu­fac­tu­ra en la lo­ca­li­dad sui­za de Neu­châ­tel en 2014 –cuan­do se uni­fi­ca a los ope­ra­rios has­ta en­ton­ces re­par­ti­dos por ocho lu­ga­res de pro­duc­ción di­fe­ren­tes–, mu­chos son los mo­de­los y las pa­sio­nes que la fir­ma del gru­po Ri­che­mont ha re­ga­la­do al mun­do de la re­lo­je­ría.

El gran éxi­to de la ca­sa tu­vo su mo­men­to cul­mi­nan­te cuan­do se inau­gu­ró la ma­nu­fac­tu­ra de 2002, ger­men de la ac­tual y cu­na de su pri­mer ca­li­bre ma­nu­fac­tu­ra, el P.2002, con el que la fie­bre pa­ne­ris­ti se ex­ten­dió a to­dos los mer­ca­dos. En tan so­lo 11 años, Pa­ne­rai ha lo­gra­do 33 ca­li­bres pro­pios; una ha­za­ña que so­lo se com­pren­de cuan­do se vi­si­ta el La­bo­ra­to­rio di Idee de Neu­châ­tel, don­de se lle­va a ca­bo la ex­pe­ri­men­ta­ción con nue­vos ma­te­ria­les y apli­ca­ción de ideas y di­se­ños, y en el que unos 50 em­plea­dos ho­mo­lo­gan los pro­to­ti­pos de re­lo­jes y mo­vi­mien­tos que sal­drán al mun­do des­de es­ta ma­nu­fac­tu­ra eco­ló­gi­ca, fun­cio­nal e hi­per­efi­cien­te. POR BEA­TRIZ ROL­DÁN

CA­PI­TAL HU­MANO El eco­ló­gi­co edi­fi­cio de la ma­nu­fac­tu­ra de Neu­châ­tel (Sui­za) ocu­pa al­re­de­dor de 10.000 m2. En él tra­ba­jan 250 per­so­nas, en per­fec­ta pa­ri­dad de se­xos y con una me­dia de edad de 37 años.

FUN­CIO­NAL Y EFI­CIEN­TE Pa­ne­rai es una de las ma­nu­fac­tu­ras me­jor equi­pa­das. Cuen­ta, en­tre otros avan­ces, con un Islote Cro­no­mé­tri­co que, por me­dio de un mi­cro­chip, con­tro­la los es­tán­da­res que ca­da ca­li­bre de­be cum­plir.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.