So­por­te de ideas

PLAN­TA Tu me­sa de reunio­nes pue­de ser el lu­gar en el que des for­ma al pro­yec­to que cam­bie tu vi­da pro­fe­sio­nal, así que elí­ge­la con cri­te­rio.

GQ (Spain) - - E Tiva Gq Business -

Sue­len ser te­dio­sas y lar­gas. Te ro­ban un tiem­po que bien po­drías es­tar apro­ve­chan­do en em­pe­zar/desa­rro­llar/fi­ni­qui­tar otras ta­reas. Ha­bla­mos de las reunio­nes de ne­go­cio, tan odio­sas co­mo inevi­ta­bles. Y da­do que no po­de­mos des­ha­cer­nos de ellas (for­man par­te de nues­tro tra­ba­jo, qué se le va a ha­cer), al me­nos po­de­mos do­tar­las de al­go de be­lle­za: cuan­do lle­gue el mo­men­to de abrir las puer­tas de tu des­pa­cho a las vi­si­tas (clien­tes, com­pa­ñe­ros… lo que sea), ase­gú­ra­te de que lo pri­me­ro que vean sea una me­sa de reunio­nes de di­se­ño que des­pier­te su ad­mi­ra­ción (las me­sas de jun­tas tra­di­cio­na­les son taaan abu­rri­das y taaan ar­ma­tos­tes). Pues­tos a ele­gir, no­so­tros nos que­da­mos con es­te mo­de­lo de Re­da Ama­lou, un ar­qui­tec­to que ya an­tes ha­bía di­se­ña­do pie­zas pa­ra fir­mas de mo­bi­lia­rio y de­co­ra­ción co­mo Ve­ro­ne­se, Ba­guès Pa­ris o Bac­ca­rat. La es­truc­tu­ra de la Y Ta­ble –así se lla­ma– es­tá dis­po­ni­ble tan­to en ma­de­ra de no­gal ame­ri­cano co­mo en abe­dul man­cha­do. Su so­por­te, co­mo pue­des ver, es­tá he­cho de vi­drio. ¿Te gus­ta? Echa un ojo a su web (www.re­daa­ma­lou.com) y sí­gue­le la pis­ta.

TO­CA 'BRAINSTORMING' Y Ta­ble es­tá dis­po­ni­ble en tres ta­ma­ños, aun­que tu ofi­ci­na ne­ce­si­ta­rá el mo­de­lo 150 cm de diá­me­tro por 75 cm de al­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.