La man­za­na de New­ton era ro­ja

GQ (Spain) - - Miscelánea -

"La vi­da me ha en­se­ña­do a no ren­dir­me", fue lo que es­cri­bió An­drés Inies­ta en las re­des so­cia­les en vís­pe­ras de la Co­pa del Mun­do de 2010, cuan­do ape­nas que­da­ban dos me­ses pa­ra el par­ti­do inau­gu­ral de Es­pa­ña. De es­ta ma­ne­ra, la vo­lun­tad de Inies­ta que­dó en el ci­be­res­pa­cio pa­ra los res­tos. Hay que re­cor­dar que An­drés no las te­nía to­das con­si­go en aque­llos mo­men­tos. Una le­sión apa­ra­to­sa se ha­bía in­ter­pues­to en­tre él y la Co­pa del Mun­do. Lo cuen­ta en sus me­mo­rias, pu­bli­ca­das con el tí­tu­lo La ju­ga­da de mi vi­da (Mal­pa­so). Se tra­ta de un li­bro ju­go­so que nos pre­sen­ta a un gue­rre­ro, siem­pre en lu­cha in­te­rior y a la con­quis­ta del tiem­po co­mo per­cep­ción pro­pia. Lo que vie­ne a con­tar­nos en su li­bro va más allá del cam­po de fút­bol. Por­que si es­cu­char el si­len­cio es un ejer­ci­cio del azar, ade­lan­tar el re­loj bio­ló­gi­co de una le­sión apa­ra­to­sa es, an­te to­do, un ejer­ci­cio de la vo­lun­tad.

Inies­ta ex­pli­ca es­tas co­sas con la co­la­bo­ra­ción de los pe­rio­dis­tas Ra­món Be­sa y Mar­cos Ló­pez. Así pro­fun­di­za en su vi­da y llega has­ta el mo­men­to pro­pi­cio, en­tre los aza­res del cue­ro y el jue­go tác­ti­co, tras el pa­se de Fà­bre­gas y con el

11/7/2010. Es­ta­dio Soc­cer City, en Johan­nes­bur­go (Su­dá­fri­ca). Inies­ta re­ci­be un ba­lón en el mi­nu­to 116… y el res­to ya es his­to­ria.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.