Una si­lla de je­fe

Nos preo­cu­pa mu­cho tu es­pal­da, pe­ro una bu­ta­ca de di­se­ño pue­de de­cir de ti más de lo que pien­sas. Ya se sa­be: eres lo que pa­re­ces.

GQ (Spain) - - E Tiva Gq Business -

Aver, eche­mos cuen­tas: ¿cuán­tas ho­ras te pa­sas al día con el tra­se­ro pe­ga­do a la si­lla del des­pa­cho? Qui­ta los vein­te mi­nu­tos que te ba­jas a desa­yu­nar con los chi­cos del de­par­ta­men­to de In­for­má­ti­ca, las dos o tres ve­ces que vas al cuar­to de ba­ño, la ho­ra de la co­mi­da y el ra­to que te ro­ba el per­so­nal de Nue­vos De­sa­rro­llos con al­gu­na de sus reunio­nes. Así a vue­la­plu­ma nos sa­len unas seis ho­ra­zas por jor­na­da (ya se­rán más) plan­ta­do so­bre una si­lla. Es­to nos ha­ce pen­sar que se­gu­ra­men­te me­rez­cas una bu­ta­ca de di­se­ño con­tem­po­rá­neo en la que sa­car tu ver­sión más pro­duc­ti­va… y ele­gan­te. Es­ta de aquí arri­ba, fa­bri­ca­da por la cen­te­na­ria com­pa­ñía da­ne­sa Carl Han­sen & Søn, nos pa­re­ce una elec­ción de lo más ade­cua­da. Y ade­más es­ta­mos de suer­te: aca­ban de abrir una shop in shop en Bar­ce­lo­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.