TEN­GO UN ES­MO­QUIN Y LO VIS­TO DE UVAS A PE­RAS. ¿PO­DRÍA LLE­VAR­LO A UNA BO­DA?

GQ (Spain) - - La Gran Inversión -

En EE UU es re­la­ti­va­men­te fre­cuen­te ver a los no­vios o los in­vi­ta­dos ves­ti­dos de es­mo­quin, so­bre to­do en las bo­das de tar­de. En Es­pa­ña, por el con­tra­rio, se tra­ta de un con­jun­to pa­ra even­tos, no pa­ra ce­re­mo­nias. Pe­ro, he­cha la ley, he­cha la tram­pa. Sin­ce­ra­men­te, si se tra­ta de una ce­le­bra­ción ves­per­ti­na (y sin mu­cho abo­len­go), no nos pa­re­ce nin­gún cri­men que lo vis­tas (pre­fe­ri­ble­men­te en co­lor azul no­che, que no sea negro). ¡Ojo! Si la bo­da es re­li­gio­sa ol­ví­da­te del asunto.

EU­FE­MIS­MOS PRO­TO­CO­LO

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.