EL GRAN AGI­TA­DOR

En 2017 se cum­plen 15 años del po­lé­mi­co de­but de Da­vid Del­fín en la pa­sa­re­la Ci­be­les. Sus mo­de­los con ca­pu­cha y so­gas al cue­llo en la me­jor tra­di­ción ta­li­bán ho­rro­ri­za­ron al país, pe­ro con el tiem­po de­mos­tró que su re­la­to, car­ga­do de iro­nía y rea­lis­mo, te

GQ (Spain) - - De Firma -

(1) su pri­me­ra co­lec­ción en la pa­sa­re­la Ci­be­les, in­dig­nó al pú­bli­co y a la pren­sa. Ca­si na­die la en­ten­dió y mu­cha gen­te tam­po­co qui­so ha­cer­lo. Pe­ro lo­gró al­go iné­di­to: la mo­da es­pa­ño­la por fin ocu­pa­ba las portadas de los pe­rió­di­cos na­cio­na­les.

Cour des mi­ra­cles,

(2) Po­co a po­co, la fir­ma Da­vi­del­fin con­so­li­dó una es­té­ti­ca pro­pia. Su icó­ni­ca ca­li­gra­fía aca­pa­ró jer­séis, ca­mi­se­tas y has­ta edre­do­nes, y sus co­lec­cio­nes pron­to se con­vir­tie­ron en las más in­te­re­san­tes de Ma­drid.

(3) En 2009 dio el sal­to a la se­ma­na de la mo­da de Nue­va York e in­ter­na­cio­na­li­zó su uni­ver­so per­so­nal. El sue­ño so­lo du­ró cua­tro tem­po­ra­das, pe­ro pa­ra en­ton­ces su pres­ti­gio ya es­ta­ba de so­bra afian­za­do en nues­tro país.

(4) En­tre las gran­des ob­se­sio­nes del crea­dor, la sas­tre­ría ocu­pa un pa­pel des­ta­ca­do. Pre­sen­tó an­tes que na­die el es­ti­lo gen­der fluid y de­fen­dió los cor­tes mi­li­ta­res y una so­brie­dad cho­can­te y exó­ti­ca.

(5) Atre­vi­dos za­pa­tos, mo­chi­las y ga­fas de sol for­man la mi­ra­da de un di­se­ña­dor he­te­ro­do­xo. Des­de su pri­me­ra co­lec­ción, los accesorios han si­do par­te uni­ta­ria de su cos­mos ar­tís­ti­co. Y, ade­más, con una di­fu­sa dis­tin­ción de gé­ne­ros.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.