EL EX­PLO­RA­DOR DE­FI­NI­TI­VO

GQ (Spain) - - En Hora -

Es­te es el vehícu­lo más no­ve­do­so de la NASA des­ti­na­do a la ex­plo­ra­ción es­pa­cial. Se uti­li­za pa­ra atra­ve­sar la su­per­fi­cie de pla­ne­tas só­li­dos y pue­de al­ber­gar a dos as­tro­nau­tas (o a cua­tro en ca­so de una emer­gen­cia) du­ran­te un pe­rio­do de has­ta 14 días, via­jan­do a ve­lo­ci­da­des de 10 ki­ló­me­tros por ho­ra. Pue­de con­du­cir­se ha­cia de­lan­te y ha­cia los la­dos y, al con­tra­rio que el Apo­lo Ro­ver, su ca­bi­na es­tá pre­su­ri­za­da, por lo que no es ne­ce­sa­rio ves­tir un tra­je es­pa­cial en su in­te­rior. Lle­va la ex­plo­ra­ción es­pa­cial a otro ni­vel, per­mi­tien­do a los as­tro­nau­tas re­co­ger y mo­ver ob­je­tos de gran ta­ma­ño en el ex­te­rior.

CA­BI­NA DE EN­TRE­NA­MIEN­TO

To­do as­tro­nau­ta que ha to­ma­do par­te en una mi­sión del pro­gra­ma de la lanzadera es­pa­cial, ha ope­ra­do an­tes la ca­bi­na de en­tre­na­mien­to de vue­lo. Se uti­li­zó por úl­ti­ma vez pa­ra la mi­sión STS135 de 2011 y aho­ra es­tá ex­pues­to en el Mu­seo de Avia­ción de Seattle. An­tes de to­mar par­te en un vue­lo, las tri­pu­la­cio­nes en­tre­na­ban du­ran­te años en es­ta ca­bi­na. El enor­me des­gas­te que pre­sen­tan tan­to la pa­lan­ca de con­trol como el pa­nel prin­ci­pal dan fe de las mi­les y mi­les de ho­ras que los as­tro­nau­tas pa­sa­ban ahí. Tie­ne una ca­pa­ci­dad pa­ra cin­co per­so­nas, y el co­man­dan­te y el pi­lo­to se sen­ta­ban en los asien­tos de­lan­te­ros.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.