EL REY DEL SURF AÉ­REO

Biel Me­di­na en­ca­be­za una nue­va ge­ne­ra­ción de sur­fis­tas que más que sur­car, so­bre­vue­lan las olas.

GQ (Spain) - - Gq Weekend -

El tiem­po de los hip­pies ca­bal­gan­do las olas en sus enor­mes ta­blo­nes ha pasado y Kelly Sla­ter no es eterno. Una nue­va ge­ne­ra­ción de sur­fis­tas ha ju­bi­la­do a la New School de Slats y Rob Ma­cha­do. Hoy com­pi­ten dos es­cue­las: la clá­si­ca, que si­gue tra­ba­jan­do el can­to de la ola; y la ae­rea­lis­ta, que so­bre­vue­la las olas in­cor­po­ran­do re­cur­sos más pro­pios del ska­te o del snow­board. Al man­do de es­tos úl­ti­mos, un goofy de la cos­ta pau­lis­ta: Ga­briel Biel Me­di­na. Jun­to a él, sus com­pa­trio­tas Fi­li­pe To­le­do, Íta­lo Fe­rrei­ra y los inimi­ta­bles Grin­go Ma­gal­hães y Co­co Fen­drich.

Me­di­na co­men­zó a dar se­ña­les de su ta­len­to en su ado­les­cen­cia, al con­ver­tir­se en el ga­na­dor más jo­ven de un even­to Pro, el Ma­re­sia Surf de Bra­sil, con 15 años. Apo­ya­do por su pe­cu­liar hin­cha­da, los me­di­ne­tes, se pro­cla­mó cam­peón del mun­do con 20 años, igua­lan­do el ré­cord de pre­co­ci­dad del mi­to Sla­ter al tiem­po que rom­pía la he­ge­mo­nía de nor­te­ame­ri­ca­nos, aus­tra­lia­nos y ha­waia­nos en el agua.

El bra­si­le­ño, de 23 años, es co­no­ci­do por com­ple­tar los aé­reos más al­tos del cir­cui­to. En­tre ellos el pri­mer back­flit de la his­to­ria, un mor­tal ha­cia atrás que co­se­chó un 10 uná­ni­me. El de São Se­bas­tião con­quis­tó el tí­tu­lo ga­nan­do en Aus­tra­lia, Bra­sil, Fi­ji, Su­dá­fri­ca, Tahi­tí, Ca­li­for­nia y Fran­cia. Aun­que fue su se­gun­do pues­to en la prue­ba fi­nal de Ha­wái, en la mí­ti­ca ola de Pi­pe­li­ne, el que le otor­gó la co­ro­na mun­dial.

Biel con­tó en­ton­ces con una ayu­da ines­ti­ma­ble, la de dos so­cios bien co­no­ci­dos en Do­nos­ti. Por un la­do, Pu­kas, em­pre­sa fa­mi­liar afin­ca­da en la zo­na de San Se­bas­tián que tra­ba­ja de for­ma ca­si ar­te­sa­nal las ta­blas pa­ra que es­tas se ajus­ten con pre­ci­sión a las olas de ca­da en­torno y a las exi­gen­cias del sur­fis­ta; plan­chas que real­zan su es­ti­lo ex­plo­si­vo y fre­né­ti­co. El otro so­cio, más ines­pe­ra­do, fue Aritz Aran­bu­ru. Sla­ter, que veía có­mo se le po­nía el Mun­dial de ca­ra tras un tro­pie­zo de Me­di­na en una ron­da cla­si­fi­ca­to­ria, caía con­tra to­do pro­nós­ti­co an­te el za­rauz­ta­rra. Lo que per­mi­tió al bra­si­le­ño lle­gar con ven­ta­ja a Pi­pe­li­ne.

SURF OLÍM­PI­CO

Des­pués del tí­tu­lo de Me­di­na, ha irrum­pi­do en el cir­cui­to John John Flo­ren­ce, cu­ya evo­lu­ción ex­pli­ca Aran­bu­ru: "John John ha te­ni­do que evo­lu­cio­nar en los úl­ti­mos años. Tie­ne un ta­len­to in­men­so, pe­ro ha en­ten­di­do que eso so­lo no le va­le pa­ra ga­nar el tí­tu­lo y ha te­ni­do que en­tre­nar du­ro como to­dos. El sur­fis­ta de hoy es un atle­ta. Los años en los que en­tre­nar du­ro no era co­ol han pasado a me­jor vi­da".

En los úl­ti­mos tiem­pos Me­di­na se en­tre­gó a otra ta­rea ti­tá­ni­ca: pro­mo­ver el surf como de­por­te olím­pi­co en su ca­li­dad de an­fi­trión en los Jue­gos Olím­pi­cos de Río. Biel se ha con­ver­ti­do en el me­jor cóm­pli­ce de Fer­nan­do Ague­rre, sur­fis­ta ar­gen­tino fun­da­dor de la mar­ca Reef que pre­si­de la In­ter­na­tio­nal Sur­fing As­so­cia­tion des­de 1994. "Pa­ra mí su­po­ne tan­to como ga­nar otro tí­tu­lo mun­dial", ad­vir­tió Me­di­na al co­no­cer la con­ce­sión olím­pi­ca al surf. En Ja­pón no hay olas de ni­vel y se ha­bló de pro­bar con pis­ci­nas de olas como la wa­ve­pool de Kelly Sla­ter, pe­ro fi­nal­men­te se rea­li­za­rá en el mar en ta­bla cor­ta.

Ahí Me­di­na tra­ta­rá de col­gar­se el pri­mer oro olím­pi­co an­te una com­pe­ten­cia fe­roz como John John, Jor­di Smith, su ami­go Fi­li­pe To­le­do, o el es­pa­ñol Aritz Aran­bu­ru... Has­ta Mick Fan­ning, otro mi­to que fue ata­ca­do por un ti­bu­rón no ha­ce mu­cho, ha ad­ver­ti­do que no des­car­ta dar­se el gus­to de com­pe­tir en To­kio, don­de lle­ga­ría con 39 años. Quien ve­rá a Me­di­na vo­lar por en­ci­ma de la olas japonesas des­de la pla­ya se­rá Kelly Sla­ter que, can­sa­do de ga­nar tí­tu­los mun­dia­les, es­ta­rá re­ba­jan­do su hán­di­cap 2 de golf y des­oyen­do las lla­ma­das de Holly­wood. El día que Me­di­na le ba­tió por pri­me­ra vez, de­cla­ró al lle­gar a la ori­lla: "He­mos en­tra­do en una nue­va era del surf". En efec­to, la era de Biel y los ae­re­lis­tas.

El día que Me­di­na ba­tió por pri­me­ra vez a Kelly Sla­ter, es­te de­cla­ró al lle­gar a la ori­lla: "He­mos en­tra­do en una nue­va era del surf"

REMINGTON BEARD BOSS STY­LER Un re­cor­ta­bar­bas sen­ci­llo y de ai­re re­tro. Con 11 lon­gi­tu­des de ve­llo pre­de­ter­mi­na­das y una au­to­no­mía de 40 mi­nu­tos. 30 €. CLA­RI­SO­NIC ALP­HA FIT El pri­mer pro­duc­to de Cla­ri­so­nic adap­ta­do a los hom­bres es com­pac­to, se lla­ma Alp­ha

FOREO IRIS Es­te ma­sa­jea­dor del con­torno de los ojos me­jo­ra la mi­cro­cir­cu­la­ción y la ca­li­dad de la piel. Es de si­li­co­na, tie­ne dos mo­dos, ocho ve­lo­ci­da­des y una ba­te­ría que aguan­ta 40 usos. 139 €.

ORAL-B GE­NIUS 9000 De­tec­ta si ejer­ces de­ma­sia­da pre­sión en las en­cías, se co­nec­ta a tu mó­vil pa­ra me­jo­rar el ce­pi­lla­do y se pue­de per­so­na­li­zar –en­tre otras fun­cio­nes–. 280 €.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.