SU­BA­RU FO­RES­TER: UN SUV DE LOS DE AN­TES

Aque­llo que no es­tá he­cho pa­ra to­dos los pa­la­da­res trans­mi­te inequí­vo­ca­men­te el sa­bor de lo au­tén­ti­co. Pa­ra mu­chos, el Fo­res­ter se­rá de­ma­sia­do 4x4. Lo ce­le­bra­mos.

GQ (Spain) - - Motor -

Nos he­mos acos­tum­bra­do en los úl­ti­mos tiem­pos a con­du­cir SUVS un tan­to des­ca­fei­na­dos, pe­ro de tan­to en tan­to pa­sa por nues­tras ma­nos­lo­que­po­dría­mos­de­no­mi­na­run4x4ala­vie­ja usan­za. Ni to­do­ca­mino ,ni cros­so­ver.to­do­te­rre­noa­se­cas. Es el ca­so del Su­ba­ru Fo­res­ter: un vehícu­lo con trac­ción si­mé­tri­ca a las cua­tro rue­das, un tac­to ge­ne­ral ro­bus­to y un di­se­ño, di­ga­mos, bas­tan­te ma­cho. A pe­sar del resty­ling que lo ha he­cho más atrac­ti­vo pa­ra el pú­bli­co eu­ro­peo, si­gue mos­tran­do ese ai­re de truck pa­ra el mer­ca­do ame­ri­cano. Al­go que, le­jos de ser ma­lo, pue­de con­si­de­rar­se re­fres­can­te. La idea de co­che ma­ci­zo se ve re­for­za­da por el he­cho de que el Fo­res­ter apa­rez­ca siem­pre en la lis­ta de los co­ches más­fia­bles.cuan­do­te­sien­ta­sa­con­du­cir­lo,trans­mi­te sen­sa­ción de ca­li­dad y du­re­za.

El mo­tor dié­sel bó­xer 2.0 de 147 CV de nues­tra uni­dad –hay otros dos de ga­so­li­na dis­po­ni­bles, de 150 CV y 240 CV– es ca­paz y no con­su­me en ex­ce­so, a pe­sar de no con­tar con start-stop –otra de esas su­ti­le­zas eu­ro­peas–. Por po­ner­le al­gún pe­ro, en nues­tra opi­nión bri­lla­ría más con una trans­mi­sión de do­ble em­bra­gue o de con­ver­ti­dor de par. La ca­ja de cam­bios de va­ria­dor con­ti­nuo le qui­ta de­por­ti­vi­dad, pe­ro como es ló­gi­co el di­na­mis­mo no es una prio­ri­dad ab­so­lu­ta en es­te co­che. Al con­tra­rio, el Fo­res­ter pre­mia­la­prac­ti­ci­dad,co­nu­nos­nue­vo­sa­sien­tos­ca­le­fac­ta­dos muy có­mo­dos, una ex­ce­len­te vi­si­bi­li­dad y un muy buen es­pa­cio in­te­rior. El con­fort de mar­cha es­tá re­for­za­do por unas sus­pen­sio­nes re­di­se­ña­das y una di­rec­ción un po­co más di­rec­ta. De nue­vo, es un vehícu­lo pen­sa­do pa­ra ha­cer ki­ló­me­tros sin en­te­rar­se, no pa­ra con­du­cir al lí­mi­te. Como con­ce­sión a los com­pra­do­res más ti­quis­mi­quis con el in­foen­tre­te­ni­mien­to, equi­pa un muy buen equi­po de so­ni­do Har­man Kar­don.

Ene­la­par­ta­do­tec­no­ló­gi­co,des­ta­can­los­fa­ros­led di­ná­mi­co­so­la­nue­va­ver­sión­del­sis­te­ma­de­se­gu­ri­dad ac­ti­va Eye­sight –que agru­pa fun­cio­nes como la fre­na­daau­to­má­ti­ca­dee­mer­gen­cia,el­con­trol­de­ve­lo­ci­dad de cru­ce­ro adap­ta­ti­vo, el la­ne as­sist o la de­tec­ción de vehícu­los en el án­gu­lo muer­to del re­tro­vi­sor–. Así pues, es de es­pe­rar que es­te co­che, que ya era el más po­pu­lar de Su­ba­ru en nues­tro país, si­ga acu­mu­lan­do adep­tos. In­clu­so, en­tre aque­llos que se con­for­man con un 4x2 muy ci­vi­li­za­do de vo­ca­ción ur­ba­ni­ta. He­mos de con­fe­sar que no­so­tros mis­mos, sa­lien­do del nue­vo Cost­co que han abier­to a las afue­ras de Ma­drid con el ma­le­te­ro lleno, nos he­mos sen­ti­do como si lle­vá­ra­mos una ca­mio­ne­ta por las lla­nu­ras del­mid­west.ye­so,pa­ra­un pe­trol head, no es ni mu­cho me­nos una sen­sa­ción des­agra­da­ble.

EQUÍPATE PA­RA EL ES­QUÍ La es­tam­pa es ha­bi­tual en las es­ta­cio­nes de es­quí: con­duc­to­res de SUVS pre­mium ti­ra­dos en una cu­ne­ta, víc­ti­mas de la trac­ción 4x2 y unas rue­das inade­cua­das. Por eso, re­co­men­da­mos neu­má­ti­cos de in­vierno y un 4x4 como el Fo­res­ter. POR

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.