Diez

1

GQ (Spain) - - Gq Style - 'NO NORM IS THE NEW NORM'

Ha­rás lo que quie­ras y co­mo quie­ras, por­que la au­sen­cia de nor­mas es la nue­va nor­ma. La pri­me­ra ten­den­cia de la tem­po­ra­da no ha­bla de li­ber­tad, sino de pu­ro li­ber­ti­na­je. Co­mo ya ha­brás vis­to en nuestra mo­da

en los pró­xi­mos me­ses to­ca de­jar­te se­du­cir por el es­ti­lo easy going y ha­cer lo que te naz­ca.

VIAJARÁS LI­GE­RO HAS­TA EL VE­RANO SUE­CO La anar­quía del pri­mer man­da­mien­to de­be­mos com­ple­men­tar­la con un po­co de or­den, pe­ro sin vol­ver­nos lo­cos. La idea de la li­ge­re­za en las pren­das se im­po­ne bajo el pris­ma de la es­té­ti­ca es­can­di­na­va: los más li­via­nos triun­fan en to­das sus ver­sio­nes y nos in­vi­tan a via­jar sin al­for­jas. ¿Nues­tro con­se­jo? Fí­ja­te en Ac­ne Stu­dios.

ARMARÁS TUS HOM­BROS AL ES­TI­LO BA­LEN­CIA­GA La re­in­ter­pre­ta­ción del le­ga­do del mo­dis­ta por par­te de Dem­na Gva­sa­lia, ac­tual di­rec­tor crea­ti­vo de Ba­len­cia­ga, ha re­su­ci­ta­do la si­lue­ta XXL y la sas­tre­ría más cha­la­da en nom­bre de la mo­der­ni­dad. En el 100º aniver­sa­rio de la aper­tu­ra de la pri­me­ra tien­da del crea­dor vas­co, es­te co­me­back no pue­de re­sul­tar más opor­tuno.

VOL­VE­RÁS A TU NI­ÑEZ CON EL ES­TI­LO 'SCOUT' Vístete con los co­lo­res es­tre­lla de la tem­po­ra­da: el are­na, los ocres y el ver­de ca­qui. Ca­mi­nes por la mon­ta­ña o la ciudad, es ho­ra de ex­plo­rar te­rri­to­rios ig­no­tos al dic­ta­do de Pra­da, Na­sir Maz­har o Mon­cler Gam­me Bleu: las pren­das de ny­lon, las mo­chi­las, el cal­za­do de trek­king (con cal­ce­ti­nes) y los cor­ta­vien­tos son ten­den­cia.

DE­JA­RÁS LA ELE­GAN­CIA EN CA­SA PA­RA IR A LA PLA­YA ¿Te has fi­ja­do al­gu­na vez có­mo van ves­ti­dos los gui­ris por nues­tras cos­tas? Pues, sin que sir­va de pre­ce­den­te, es­ta tem­po­ra­da se con­ver­ti­rán en el re­fe­ren­te a se­guir. Méz­cla­lo to­do: ba­ña­dor, ca­mi­sa es­tam­pa­da (cuan­to más chi­llo­na sea, me­jor), ber­mu­das… Igual que Leo­nar­do Dica­prio en la pe­lí­cu­la Romeo y Ju­lie­ta. Tal cual.

CELEBRARÁS LA VER­SIÓN MÁS EX­TRE­MA DEL ROCK Y EL PUNK Ol­vi­da los pe­que­ños de­ta­lles y los ma­ti­ces más dis­cre­tos por­que es­ta pri­ma­ve­ra ten­drás que emu­lar a los mú­si­cos más in­sen­sa­tos. Guc­ci, Ds­qua­red2, Miha­ra­ya­suhi­ro o Die­sel Black Gold quie­ren ves­tir­te con jeans la­va­dos al áci­do, ca­mi­se­tas reivin­di­ca­ti­vas, ca­za­do­ras de to­dos los es­ti­los y pa­ñue­los por do­quier.

RECORDARÁS LO ME­JOR (Y LO PEOR) DEL AÑO 1999 Exis­te un oa­sis tem­po­ral a me­dio ca­mino en­tre el de los 90 y el de prin­ci­pios del si­glo XXI. Cuan­do na­die te­nía muy cla­ro lo que iba a pa­sar con el Efec­to 2000, triun­fa­ban el es­ti­lo las ca­mi­se­tas con lo­gos y los te­ji­dos sin­té­ti­cos.to­ma no­ta de las pro­pues­tas de Ami, MSGM, Ch­ris­top­her Shan­non y Off-whi­te.

DESARROLLARÁS TU IM­PA­CIEN­CIA CO­MO SI FUE­RAS UN 'MI­LLEN­NIAL' Aun­que to­da­vía fal­te al­go me­nos de un año pa­ra que los es­ca­pa­ra­tes su­cum­ban a la ex­plo­sión –tal y co­mo vi­mos en los des­fi­les de enero–, gra­cias al de Tom Ford, Burberry o H&M Stu­dio po­drás ade­lan­tar­te a to­dos los tiem­pos de es­pe­ra y ad­qui­rir lo que desees al mo­men­to. Lo ves, lo com­pras. Fa­ci­lí­si­mo.

REVIVIRÁS EL VE­RANO DEL AMOR

50 años des­pués del na­ci­mien­to de la con­tra­cul­tu­ra del las ilus­tra­cio­nes de Pe­ter Max y el es­pí­ri­tu co­lo­ris­ta de aque­lla ex­plo­sión de li­ber­tad han inun­da­do las pa­sa­re­las. Sue­ños de paz, mu­cho amor y psi­co­de­lia se fu­sio­nan en un idea­rio es­té­ti­co de lar­guí­si­mo re­co­rri­do.tan­to que ya ha cum­pli­do me­dio si­glo.

CA­DA MA­ÑA­NA TE VES­TI­RÁS CON LA LUZ APA­GA­DA Da lo mis­mo con quién vi­vas, chi­co o chica, ele­gan­te u hor­te­ra.to­do te sen­ta­rá fe­no­me­nal. El es­ti­lo gen­der fluid ha con­quis­ta­do la pasarela de tal for­ma que ya na­die se plan­tea si una pren­da es pa­ra hom­bre o mu­jer. Pon­te la ca­mi­sa de tu her­ma­na o la ca­za­do­ra de una ami­ga, y a la ca­lle. ¿Aca­so Pa­lo­mo Spain no es­tá triunfando en Nue­va York?

SIM­PLI­FI­CAR PA­RA RESPLANDECER

El di­se­ña­dor Ro­dol­fo Pa­glia­lun­ga, al fren­te de la fir­ma Jil San­der, aban­de­ra un nue­vo mi­ni­ma­lis­mo que, en ve­rano, se re­la­ja y de­ja a un la­do su ca­ra más es­tric­ta. El re­sul­ta­do mues­tra un hom­bre que re­lu­ce y no se aco­bar­da an­te el in­ten­so co­lor. ¿El ob­je­ti­vo? Trans­mi­tir ener­gía po­si­ti­va a tra­vés de una ele­gan­cia clá­si­ca que re­cha­za lo su­per­fluo y se que­da con lo esen­cial.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.