HILL CHAIR HOU­SE

Más que de­co­ra­ción, es­ta si­lla es ar­te.

GQ (Spain) - - Iconos -

Ad­mí­ra­me, pre­su­me de mí, pe­ro no te sien­tes. Soy ar­te, el tí­pi­co ca­so de "se mi­ra pe­ro no se to­ca". ¿Mi si­tio? Siem­pre con­tra la pa­red. Char­les me creó pa­ra el dor­mi­to­rio de la Hill Hou­se, una man­sión cons­trui­da por él en He­lens­burgh (Es­co­cia), de ahí mi nom­bre. Eso sí, to­do el mun­do me co­no­ce co­mo la Mac­kin­tosh. Mi es­ti­lo es una mez­cla cel­ta y mo­der­nis­ta con un to­que ja­po­nés. Soy de fresno la­ca­do con un asien­to ta­pi­za­do en ver­de y rosa. Lo más cu­co es mi es­pal­dar de 1,41 me­tros: ¡va del sue­lo al cie­lo!

LON­GI­TUD: 41 CM que a ob­je­tos de cul­to En­tre­vis­ta­mos * Ya era de nues­tra vi­da. for­man par­te (y no sus crea­do­res) ho­ra de que ellos en pri­me­ra per­so­na. nos ha­bla­ran

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.