E

GQ (Spain) - - Intro -

n la Fór­mu­la 1 to­do va a mil por ho­ra”, di­ce Fer­nan­do Alonso. No se es­tá re­fi­rien­do úni­ca­men­te a las ca­rre­ras, sino tam­bién a los via­jes por to­do el mun­do, a los cam­bios ho­ra­rios, a los en­tre­na­mien­tos, a las ho­ras y ho­ras en el gim­na­sio… Y cuan­do lle­vas más de 15 años com­pi­tien­do al má­xi­mo ni­vel, co­mo Alonso, la sen­sa­ción de vér­ti­go es aún ma­yor. Por eso es tan im­por­tan­te apren­der a abs­traer­te de la pre­sión que ro­dea a la com­pe­ti­ción, y él ya se ha con­ver­ti­do en un ex­per­to, por eso se ha man­te­ni­do en la éli­te du­ran­te tan­to tiem­po. "Des­co­nec­tar y te­ner un po­co de vi­da real es fun­da­men­tal pa­ra afron­tar los gran­des re­tos de ma­ne­ra más cal­ma­da", ase­gu­ra. La cla­ve pa­ra al­can­zar ese "mo­men­to zen" la tie­ne cla­ra: "La fa­mi­lia me ayu­da a asen­tar­me y a po­ner los pies en el sue­lo cuan­do no es­toy com­pi­tien­do. Vi­ves en una bur­bu­ja, en un mun­do irreal, y el tiem­po de ca­li­dad que pa­sas con la fa­mi­lia te abre los ojos y te qui­ta de la ca­be­za las ton­te­rías. Va­lo­ras só­lo lo im­por­tan­te". Fue­ra de las pis­tas, Alonso no se con­si­de­ra un icono de es­ti­lo, pe­ro cual­quie­ra lo di­ría cuan­do le ve­mos lu­cir la ro­pa de Mi­chael Kors, uno de los prin­ci­pa­les pa­tro­ci­na­do­res de Mcla­ren Hon­da, su es­cu­de­ría. Eso sí, en cuan­to se qui­ta el mono de pi­lo­to, le gus­ta vol­ver a los bá­si­cos: "Unos jeans, una ca­mi­se­ta de al­go­dón y unas za­pa­ti­llas de de­por­te es to­do lo que ne­ce­si­to".

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.