In­ter­net: ¿po­li bueno o po­li ma­lo?

La red ge­ne­ra in­fi­ni­dad de he­rra­mien­tas pa­ra ha­cer­nos la vi­da más fá­cil, pe­ro to­da­vía hay quien se pre­gun­ta si nos ha­ce más lis­tos o más ton­tos…

GQ (Spain) - - Intro -

Ha­ce años a la pre­gun­ta de "¿cuál es ese ac­tor que sa­lía en Uno de los nues­tros; Ro­bert de Ni­ro no, el otro?" le su­ce­dían ti­tu­beos y más de cua­tro ho­ras con el nom­bre de Ray Liot­ta des­li­zán­do­se por la pun­ta de tu len­gua. Tam­bién se da­ban si­tua­cio­nes en las que era tu pa­la­bra con­tra la de otro y no ha­bía en­ci­clo­pe­dia que lan­zar­se a la sien pa­ra zan­jar el de­ba­te. "¡Que el pri­mer Bor­bón no fue Fe­li­pe V! Cuan­do lle­gue a ca­sa y lo com­prue­be te man­do un email". Las vic­to­rias dis­tan­tes te­nían cier­to po­so de as­pe­re­za. No ha­ce fal­ta de­cir que to­do es­to cam­bió drás­ti­ca­men­te con Goo­gle en nuestro bol­si­llo. Aho­ra si es­cri­bes en el bus­ca­dor "cuál es la can­ción esa nue­va que di­ce na­na­na­na­na na me­lodyyyy na­na­na na­na…", en me­nos de 10 se­gun­dos ob­tie­nes la res­pues­ta. Si bus­cas "ac­tor que se pa­re­ce a Adam Sand­ler", en me­nos de tres se­gun­dos sa­bes que es Ja­son Biggs. Si es­cri­bes "Mat­hiew Mac­cno­gey", Goo­gle sa­be que qui­zá qui­sis­te de­cir otra co­sa aun­que ni tú mis­mo se­pas el qué.

No só­lo Goo­gle. Ha­ce unas se­ma­nas se ha lan­za­do la apli­ca­ción Smar­tify que, con tec­no­lo­gías de re­co­no­ci­mien­to de ima­gen y de reali­dad au­men­ta­da, ofre­ce in­for­ma­ción adi­cio­nal y mul­ti­me­dia acer­ca de la obra de ar­te que tie­nes de­lan­te en el mu­seo. La apli­ca­ción ha si­do bau­ti­za­da co­mo el Sha­zam del ar­te. Tam­bién exis­te un Sha­zam de ob­je­tos idea­do por Pin­te­rest. Pa­ra los des­pis­ta­dos, Sha­zam es una apli­ca­ción de re­co­no­ci­mien­to de can­cio­nes. En es­ta ne­ce­sa­ria sha­za­mi­za­ción de la vi­da to­da­vía ca­re­ce­mos de un Sha­zam de olo­res y un Sha­zam de las per­so­nas. Una apli­ca­ción que te es­cla­rez­ca de qué es ese olor que te ha re­mo­vi­do por den­tro o quién es ese ti­po que es­tá ce­nan­do en­fren­te de ti y te sue­na de al­go. Con suer­te en unos años nues­tra se­gun­da me­mo­ria di­gi­tal re­cor­da­rá más co­sas de nues­tra vi­da que la que te­ne­mos en­ci­ma de los hom­bros.

¿Ha­béis no­ta­do cier­to po­so tec­nó­fo­bo en es­ta úl­ti­ma fra­se o pen­sáis jus­to lo con­tra­rio? Os ex­pon­go dos teo­rías. Ni­cho­las Carr pu­bli­có en 2008 su cé­le­bre ar­tícu­lo ¿Nos es­tá ha­cien­do Goo­gle es­tú­pi­dos?, en el que con­cluía que al pro­ce­sar tan­ta in­for­ma­ción ya no éra­mos ca­pa­ces de pro­fun­di­zar en la mis­ma, que Goo­gle y sus acom­pa­ñan­tes pen­sa­ban por no­so­tros. Años des­pués, Clive Thom­pson pu­bli­ca­ba el li­bro Smar­ter Than You Think, en el que des­acre­di­ta­ba a los apo­ca­líp­ti­cos y con­cluía que nues­tros dis­po­si­ti­vos di­gi­ta­les me­jo­ran nues­tras vi­das del mis­mo mo­do que hi­zo en su tiem­po la im­pren­ta o el te­lé­fono.

Así que la pre­gun­ta es, ¿con cuál de las dos teo­rías te que­das? ¿Nos ha­cen más in­te­li­gen­tes las bús­que­das y las re­des, o más ton­tos? Per­mi­tid­nos po­si­cio­nar­nos con Clive. Ocu­rrió con Só­cra­tes, que in­vi­tó a que la gen­te es­cri­bie­se co­sas en lu­gar de re­cor­dar­las, va­ti­ci­nan­do que la es­cri­tu­ra ga­na­ría te­rreno en la his­to­ria a la dia­léc­ti­ca. Y aho­ra exis­te una apli­ca­ción que des­de tu te­lé­fono mó­vil te da in­for­ma­ción adi­cio­nal so­bre una es­cul­tu­ra de Fi­dias si te co­lo­cas de­lan­te; al­go que, de­fi­ni­ti­va­men­te, hu­bie­se si­do aplau­di­do en aquel ágo­ra de Ate­nas.

¿LA MONA… QUÉ? "Sí, ésa, la que no se sa­be si son­ríe o no... y que la pin­tó aquel ti­po que ha­cía de to­do, el del Re­na­ci­mien­to"... ¿Te acuer­das de cuan­do te acor­da­bas de to­do?

'SHAZAMÍZATE' Smar­tify es una nue­va apli­ca­ción que te brin­da in­for­ma­ción adi­cio­nal so­bre cual­quier obra de ar­te. Es un nue­vo Sha­zam, só­lo que sin mú­si­ca.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.