Ca­len­tan­do mo­to­res

Las re­lo­je­ras apo­yan más que nun­ca la gran com­pe­ti­ción del mun­do del mo­tor: es­tas son las prin­ci­pa­les ma­nu­fac­tu­ras que pa­tro­ci­nan la nue­va tem­po­ra­da de la F1. ROLEX TAG HEUER ORIS HUBLOT

GQ (Spain) - - Rejores -

Des­de 2013, Rolex es el cro­no­me­tra­dor ofi­cial de la Fór­mu­la 1, pe­ro la re­la­ción de la re­lo­je­ra con el mun­do del mo­tor vie­ne de le­jos. Con­cre­ta­men­te des­de 1935, cuan­do Sir Mal­colm Camp­bell ba­tió el ré­cord de ve­lo­ci­dad te­rres­tre (485 km/h) a bor­do de su Blue­bird con un Oys­ter en la mu­ñe­ca. Tam­bién es cro­no­me­tra­dor de las 24 ho­ras de Day­to­na y de las de Le Mans. Cuan­do la Fór­mu­la 1 arran­có en los años 50, los cro­nó­gra­fos me­cá­ni­cos de Heuer (an­tes de ser com­pra­da por el gru­po TAG) eran los más usa­dos pa­ra me­dir los tiem­pos por las es­cu­de­rías. Hoy en día TAG Heuer pa­tro­ci­na a Red Bull Ra­cing, des­pués de va­rias dé­ca­das al la­do de Mcla­ren. La aso­cia­ción en­tre la ca­sa sui­za y Wi­lliams Mar­ti­ni Ra­cing es una de las más lon­ge­vas en la Fór­mu­la 1: 15 años lle­van ya jun­tos, na­da me­nos. Co­mo no po­día ser de otra ma­ne­ra, Sir Frank Wi­lliams, fun­da­dor y má­na­ger de la es­cu­de­ría, con­si­de­ra a Oris par­te de la fa­mi­lia: "Nues­tra unión es exi­to­sa por­que nues­tras mar­cas son muy com­ple­men­ta­rias. Am­bas so­mos ne­go­cios fa­mi­lia­res con un gran pa­tri­mo­nio, un lar­go his­to­rial de in­no­va­cio­nes y un pro­fun­do de­seo de abra­zar las nue­vas tec­no­lo­gías", se­ña­ló. La ma­nu­fac­tu­ra de Nyon ya fue cro­no­me­tra­dor ofi­cial de la com­pe­ti­ción an­tes de Rolex. Su ac­tual pa­tro­ci­nio tam­po­co se que­da atrás: apo­ya a Fe­rra­ri des­de 2011, sa­can­do va­rias pie­zas en su ho­nor, co­mo el MP-05 La­fe­rra­ri con un mo­vi­mien­to de más de 600 com­po­nen­tes y un tour­bi­llon ver­ti­cal sus­pen­di­do, que se pue­de con­tem­plar arri­ba.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.