Fi­lo­so­fía vig­na­le

En el mun­do de la au­to­mo­ción, la úl­ti­ma fron­te­ra es el ser­vi­cio. Así lo ha en­ten­di­do Ford, con el lan­za­mien­to de su nue­va lí­nea Vig­na­le. Má­xi­ma ca­li­dad

GQ (Spain) - - La Buena Vida -

En un co­che pre­mium, la ca­li­dad téc­ni­ca –que se pre­su­po­ne– ha de ir acom­pa­ña­da de una se­rie de con­cep­tos co­mo el amor por el de­ta­lle, la ex­pe­rien­cia de com­pra, el agra­do de uso y, por su­pues­to, un ser­vi­cio de pos­ven­ta ex­qui­si­to. Por eso, cuan­do Ford de­ci­dió crear su lí­nea Vig­na­le, no se li­mi­tó a aña­dir unos cro­ma­dos por aquí y unos cue­ros por allá. Por su­pues­to –y en lo que to­ca al pro­duc­to–, me­jo­ró los ma­te­ria­les, el di­se­ño y los aca­ba­dos, y los so­me­tió a un con­trol de ca­li­dad aún más mi­nu­cio­so y es­tric­to. Pe­ro tam­bién abor­dó to­das y ca­da una de las de­más áreas: em­pe­zan­do En el ex­haus­ti­vo con­trol de ca­li­dad, en el Cen­tro Vig­na­le de Ford en Va­len­cia, se re­vi­san unos 100 pun­tos di­fe­ren­tes del co­che. El aca­ba­do de mu­chos com­po­nen­tes es pu­ra­men­te ar­te­sa­nal. En el con­ce­sio­na­rio, la ga­ma Vig­na­le go­za de un es­pa­cio di­fe­ren­cia­do, más lu­jo­so. Una vez com­pra­do el co­che, ob­tie­nes un ser­vi­cio de aten­ción per­so­na­li­za­da las 24 ho­ras, los 365 días del año. Den­tro del com­pro­mi­so con el di­se­ño de Vig­na­le, Ford ha crea­do una nue­va lí­nea de ac­ce­so­rios de via­je de piel, de la má­xi­ma ca­li­dad –co­mo el cue­ro de los au­to­mó­vi­les– y tan be­lla co­mo in­no­va­do­ra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.