Are­nas (muy) mo­ve­di­zas, el es­ti­lo en la pla­ya.

Ca­da ve­rano ti­bu­ro­nes, pre­ser­va­ti­vos y co­li­llas con­for­man un mar­co in­com­pa­ra­ble don­de las gen­tes de bien se bron­cean y re­la­jan. Pue­den ser sal­va­jes o ur­ba­nas, so­li­ta­rias o con­cu­rri­das, pe­ro las pla­yas del mun­do son, so­bre to­das las co­sas, lu­ga­res hos­ti­les

GQ (Spain) - - Sumario -

(1) Años 60: la fa­ja es co­sa de hom­bres. En el fil­me Amor en Ha­waii (1961), El­vis Pres­ley pre­su­mía de figura gra­cias al en­ton­ces cé­le­bre ba­ña­dor ajus­ta­do de ta­lle al­to. La cla­ve con­sis­tía en ele­var al má­xi­mo la cin­tu­ri­lla (muy por en­ci­ma del om­bli­go) y, de pa­so, mar­car atri­bu­tos. De sus­to. (2) Años 70: ho­ra de ra­cio­na­li­zar la me­di­da. En la dé­ca­da si­guien­te la co­sa me­jo­ró un po­co. Los es­tam­pa­dos más atre­vi­dos to­ma­ron el po­der y la me­di­da de los tra­jes de ba­ño se re­du­jo con­si­de­ra­ble­men­te. El om­bli­go, a la vis­ta. Jus­to co­mo Rock Hud­son.

(3) Años 80: de re­pen­te, un re­cla­mo (ca­si) se­xual. La irrup­ción del cé­le­bre tur­bo­pac­ket fue obra de los na­da­do­res olím­pi­cos, que nos ven­die­ron la idea de que cual­quier hom­bre po­día lle­var esos cor­sés ge­ni­ta­les. Los ac­to­res de Holly­wood tam­bién pu­sie­ron su granito de are­na, co­mo Marc Sin­ger.

(4) Años 90: el ro­jo es el co­lor del ve­rano. Da­vid Has­sel­hoff y los su­yos se ol­vi­da­ron del bi­ki­ni y los ba­ña­do­res ce­ñi­dos y reivin­di­ca­ron op­cio­nes más ló­gi­cas.

(5) Años 2000: ¡surf! La cre­cien­te po­pu­la­ri­dad de es­te de­por­te ex­ten­dió co­mo la pes­te los di­se­ños has­ta la ro­di­lla. In­co­mo­dí­si­mos. Y, cla­ro, Si­mon Co­well se lio…

(2)

(3)

(5)

(4)

(1)

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.