NOR­MA­TI­VA GQ

GQ (Spain) - - Gqurmet -

Equi­li­brio. Ahí ra­di­ca to­do. El res­to da un po­co igual. No es­ca­ti­mar en sa­bo­res fres­cos y na­tu­ra­les. Es­tá bien pe­dir be­bi­das ca­ras, pe­ro de na­da sir­ve si des­aten­de­mos los de­ta­lles co­mo un buen gar­nish (el ade­cua­do y sin abu­sar) o una bue­na com­pa­ñía.

Nos gus­tan ca­si to­dos los ba­res: los an­tros, los de ho­te­les de lu­jo, los de ba­rrio y los de Man­hat­tan, las tas­cas y las mez­ca­le­rías. Un po­co de osa­día. Es­tá bien bor­dar un Ne­gro­ni pe­ro hay que atre­ver­se con los fer­men­ta­dos o los in­gre­dien­tes de des­pen­sa. ¿Coc­te­le­ría mo­le­cu­lar? Una vez al año no ha­ce da­ño pe­ro ca­si que pre­fe­ri­mos un Rob Roy de to­da la vi­da. Pa­sar en el bar el tiem­po ne­ce­sa­rio. Ni más ni me­nos. Hay gin-to­nics y gin-to­nics. Frío, se­co y ga­seo­so es el nues­tro. In­sis­ti­mos: frío. Y ya. Bueno, y nun­ca en co­pa de ba­lón (igual que el cham­pán nos gus­ta en co­pa de vino). Y ya. En el bar: Si el bar­man no lle­va pa­ja­ri­ta no pe­di­mos el li­bro de re­cla­ma­cio­nes. Ade­más, el dress co­de tie­ne sus mo­men­tos y hoy lo in­for­mal pue­de ser el nue­vo lu­jo. Hos­pi­ta­li­dad. Hay co­sas que nun­ca de­ben cam­biar.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.