Me­nos es me­jor

TAM­PO­CO HAY QUE VOL­VER­SE LO­CO. CON UNAS PO­CAS CO­SAS BUE­NAS, TEN­DRÁS LA OFI­CI­NA PER­FEC­TA.

GQ (Spain) - - Business Things -

De­cía Geor­ge Nelson que hay que di­se­ñar el es­pa­cio de tra­ba­jo co­mo si fue­ra la sa­la de es­tar,

y con­ven­drás con no­so­tros en que es mu­cho más agra­da­ble tra­ba­jar en un es­pa­cio lu­mi­no­so y bien de­co­ra­do que en El cu­chi­tril de Joe. El mo­bi­lia­rio de ofi­ci­na de­be fun­cio­nar co­mo una he­rra­mien­ta más pa­ra cen­trar­nos en nues­tras ta­reas y ob­je­ti­vos: por ejem­plo, una me­sa lim­pia, con los ele­men­tos ne­ce­sa­rios pa­ra desem­pe­ñar el pro­yec­to que es­ta­mos desa­rro­llan­do, es bá­si­ca pa­ra me­jo­rar nues­tra pro­duc­ti­vi­dad (ojo, que el es­cri­to­rio del or­de­na­dor es un re­fle­jo de no­so­tros). Los di­fe­ren­tes sis­te­mas de al­ma­ce­na­je, ya sean ca­jo­ne­ras, ar­ma­rios o li­bre­rías, nos ayu­dan a man­te­ner un es­pa­cio or­de­na­do y li­bre de dis­trac­cio­nes, lo que nos pro­por­cio­na equi­li­brio vi­sual. Si a es­to le su­ma­mos una ilu­mi­na­ción ade­cua­da y un ni­vel de rui­do ra­zo­na­ble, dis­pon­drás de los ele­men­tos ne­ce­sa­rios pa­ra fo­men­tar el desa­rro­llo de tu pen­sa­mien­to crea­ti­vo. Sin em­bar­go, be­llo tam­bién ha de ser útil. La es­té­ti­ca y la fun­cio­na­li­dad no bas­tan. La er­go­no­mía es esen­cial en la pre­ven­ción de do­lo­res y mo­les­tias pos­tu­ra­les. Así que a la ho­ra de po­ner­te a re­de­co­rar tu ofi, de­ja que eli­jan tus ojos, tus oí­dos y tu es­pal­da. El res­to lle­ga­rá so­lo.

Silla Lu­ta de An­to­nio Cit­te­rio, 2012. be­bi­ta­lia.com Es­tan­te­ría mo­du­lar Nua­ge, de Char­lot­te Pe­rriand, 1956. cas­si­na.es Es­cri­to­rio Ty­de, de Ro­nan & Er­wan Bou­rou­llec, 2012. vi­tra.es

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.