HIS­TO­RIA DE UNA MAR­CA Ocho co­sas que no sa­bías de Ulys­se Nar­din.

De la pre­ci­sión de sus cro­nó­me­tros de ma­ri­na a la tec­no­lo­gía del si­li­cio en ocho pa­sos... y 171 años.

GQ (Spain) - - Sumario -

1. LE LO­CLE, 1846

Con ape­nas 23 años, Ulys­se Nar­din fun­da en Le Lo­cle (Sui­za) la mar­ca que to­da­vía lle­va su nom­bre. Su es­pí­ri­tu em­pren­de­dor le lle­va a sa­tis­fa­cer la cre­cien­te de­man­da de cro­nó­me­tros de ma­ri­na y de bol­si­llo, equi­pan­do las ar­ma­das y na­vie­ras de trans­por­te ma­rí­ti­mo in­ter­na­cio­nal con apa­ra­tos de pre­ci­sión de a bor­do. Es­ta afa­ma­da vin­cu­la­ción con el mar se tra­du­ce hoy en la aso­cia­ción con el equi­po sue­co Ar­te­mis Ra­cing en la 35ª edi­ción de la Co­pa del Amé­ri­ca.

2. NUE­VA ETA­PA

Sus re­lo­jes de pre­ci­sión su­frie­ron la cri­sis del sec­tor que se pro­du­jo con la lle­ga­da del cuar­zo en los años 70. La em­pre­sa en­tró en quie­bra y en un pro­fun­do le­tar­go has­ta que Rolf W. Schny­der se hi­zo car­go de ella en 1983, unien­do sus fuer­zas a las del Dr. Lud­wig Oechs­lin (co­no­ci­do co­mo Mr. Si­li­con). Su co­la­bo­ra­ción tu­vo re­so­nan­cias pla­ne­ta­rias y lo­gros mo­nu­men­ta­les. Así, des­de 2001, la com­pa­ñía es con­si­de­ra­da co­mo la pre­cur­so­ra del em­pleo del si­li­cio en re­lo­je­ría.

3. PAL­MA­RÉS

Du­ran­te sus más de 170 años de his­to­ria, Ulys­se Nar­din ha acu­mu­la­do más de 4.300 pre­mios de re­lo­je­ría, 18 de los cua­les son me­da­llas de oro. Los lo­gros más in­tere­san­tes de la com­pa­ñía lle­gan a par­tir de 1983. En­tre los más no­ta­bles, po­de­mos des­ta­car el de­sa­rro­llo de re­lo­jes co­mo el Per­pe­tual Ca­len­dar (1996), cu­yo ca­len­da­rio pue­de ajus­tar­se ha­cia de­lan­te y ha­cia atrás; el Freak (2001), que in­di­ca la ho­ra me­dian­te el gi­ro de su propio mo­vi­mien­to y no de las agu­jas; y la inimi­ta­ble co­lec­ción Ma­ri­ne.

4. LA ERA KERING

Ulys­se Nar­din cuen­ta con dos cen­tros de pro­duc­ción: el ori­gi­na­rio, en Le Lo­cle, y el de La Chaux-des-fonds, don­de se en­cuen­tran los de­par­ta­men­tos de I+D y de pro­duc­ción me­cá­ni­ca. En 12 años ha in­ver­ti­do 87 mi­llo­nes de eu­ros y cuen­ta con 350 em­plea­dos en Sui­za y ocho en las fi­lia­les. Tras el fa­lle­ci­mien­to de Schny­der, el grupo Kering ad­quie­re la com­pa­ñía en 2014 y po­ne al fren­te a Pa­trik P. Hoff­mann. Y des­de agos­to la mar­ca cuen­ta con un nue­vo CEO, Pa­trik Pru­nieaux (en la fo­to in­fe­rior), an­ti­guo vi­ce­pre­si­den­te de ven­tas y miem­bro del comité eje­cu­ti­vo de TAG Heuer.

5. DONZÉ CADRANS

En 2001, ad­quie­re Donzé Cadrans de Le Lo­cle, un pe­que­ño ta­ller de fa­bri­ca­ción de es­fe­ras se­gún el mé­to­do tra­di­cio­nal del es­mal­te grand feu y cloi­son­né. Des­de ha­ce 200 años, la téc­ni­ca de tra­ba­jo si­gue sien­do la mis­ma: la es­fe­ra se so­me­te a cons­tan­tes ex­po­si­cio­nes al horno ca­len­ta­do has­ta 900 ºc. El 70% de la pro­duc­ción se re­cha­za al no al­can­zar el ni­vel exi­gi­do, lo cual jus­ti­fi­ca que el pre­cio de los re­lo­jes con es­te ti­po de es­fe­ra se si­túe en­tre 2.000 € y 3.000 €, más ele­va­do de lo ha­bi­tual.

6. EN MO­VI­MIEN­TO

En los úl­ti­mos tiem­pos, Ulys­se Nar­din ha he­cho un gran es­fuer­zo pa­ra apli­car los mo­vi­mien­tos ma­nu­fac­tu­ra a la ma­yor can­ti­dad po­si­ble de pie­zas, cu­ya pro­duc­ción anual se es­ti­ma en unas 20.000; y ha da­do sus fru­tos. Hoy, el 90% de sus ca­li­bres (al igual que de sus com­po­nen­tes) son de pro­duc­ción pro­pia, lo cual per­mi­te aba­ra­tar los cos­tes y ba­jar los pre­cios. Es­ta au­to­no­mía ha he­cho po­si­ble lan­zar al mer­ca­do tour­bi­llo­nes muy com­pe­ti­ti­vos, co­mo el del re­loj Exe­cu­ti­ve Ske­le­ton (ima­gen su­pe­rior), que se ven­de por –só­lo– 38.350 € y que, ade­más de es­que­le­ta­do, es­tá cons­trui­do en ti­ta­nio. La ca­sa cuen­ta en la ac­tua­li­dad con 26 mo­vi­mien­tos pro­pios. Desa­rro­llar un ca­li­bre re­quie­re en­tre uno y dos años.

7. SI­LI­CIO

Pre­cur­so­ra de la tec­no­lo­gía del si­li­cio, la fir­ma man­tie­ne su li­de­raz­go gra­cias a su par­ti­ci­pa­ción en la em­pre­sa Si­ga­tec. El si­li­cio es tres ve­ces más li­ge­ro que el ace­ro, no ne­ce­si­ta lu­bri­can­te, es an­ti­mag­né­ti­co, in­sen­si­ble a los cam­bios de tem­pe­ra­tu­ra y muy re­sis­ten­te. Es el mi­ne­ral ideal pa­ra fa­bri­car los prin­ci­pa­les com­po­nen­tes de los re­lo­jes me­cá­ni­cos, cu­ya arquitectura no po­dría con­se­guir­se con los ma­te­ria­les tra­di­cio­na­les.

8. IN­NO­VA­CIÓN

Ulys­se Nar­din pro­si­gue su ca­rre­ra en in­no­va­ción apo­ya­da en su in­de­pen­den­cia pa­ra pro­du­cir mo­vi­mien­tos pro­pios y en la in­ce­san­te bús­que­da de tec­no­lo­gía de van­guar­dia. El re­loj In­no­vi­sion 2 en­car­na la esen­cia del equi­po de I+D de la ca­sa, tan­to por las ca­rac­te­rís­ti­cas de su cons­truc­ción (del me­ca­nis­mo de cuer­da au­to­má­ti­ca, del sis­te­ma de os­ci­la­ción, del es­ca­pe y de la in­di­ca­ción de la ho­ra), co­mo por la uti­li­za­ción de ma­te­ria­les no­ve­do­sos y tec­no­lo­gías pun­te­ras.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.