LOS SAU­DÍES SE REIN­VEN­TAN

GQ (Spain) - - Planta Egqtiva -

Pa­ra cu­brir com­ple­ta­men­te el re­ves­ti­mien­to del edi­fi­cio del mu­seo se re­quie­ren un to­tal de 2.466 pa­ne­les, que pe­san –ca­da uno de ellos– en­tre 1,5 y 2,5 to­ne­la­das. La cons­truc­ción es una im­pre­sio­nan­te y am­bi­cio­sa ha­za­ña de la in­ge­nie­ría. Nun­ca an­tes se ha­bía cons­trui­do so­bre sue­lo es­co­cés un pro­yec­to de tal mag­ni­tud y se es­ti­ma que, en el fu­tu­ro, ser­vi­rá pa­ra re­vi­ta­li­zar la zo­na –el efec­to Gug­gen­heim, que se lla­ma–. Las au­to­ri­da­des de Dun­dee, cuar­ta ciu­dad por nú­me­ro de ha­bi­tan­tes de Es­co­cia, es­pe­ran asi­mis­mo se con­vier­ta en una de las prin­ci­pa­les atrac­cio­nes tu­rís­ti­cas del país. ¿Por en­ci­ma del Lago Ness? No lo cree­mos… El pró­xi­mo mes de ju­nio de 2018, las mu­je­res po­drán con­du­cir en Ara­bia Sau­dí, un país is­lá­mi­co cu­ya po­ten­cia fi­nan­cie­ra y ener­gé­ti­ca le per­mi­te te­ner car­ta blanca an­te Oc­ci­den­te pa­ra ig­no­rar va­rios de­re­chos hu­ma­nos. Sin em­bar­go, ese ca­rác­ter de po­ten­cia pe­tro­le­ra se es­tá mar­chi­tan­do con la re­vo­lu­ción de las re­no­va­bles y la elec­tri­fi­ca­ción de un mun­do cons­trui­do so­bre el mo­tor de com­bus­tión. Ellos lo sa­ben y tie­nen un plan pa­ra rein­ven­tar­se. Mu­cho se ha es­cri­to so­bre es­ta me­di­da aper­tu­ris­ta ha­cia las mu­je­res, pe­ro la te­sis me­nos co­no­ci­da es de ín­do­le eco­nó­mi­ca. Más de la mi­tad de la po­bla­ción sau­dí es ex­tran­je­ra y gran par­te de ella tra­ba­ja de ta­xis­ta; pues­to que las mu­je­res no pue­den con­du­cir, hay una al­tí­si­ma de­man­da de chó­fe­res. El ob­je­ti­vo de que ellas pue­dan po­ner­se al vo­lan­te de un co­che es eli­mi­nar esa anó­ma­la de­man­da de tra­ba­ja­do­res ex­tran­je­ros y, even­tual­men­te, ex­pul­sar­los del país. És­ta se­ría una de las mu­chí­si­mas iniciativas en­ca­mi­na­das a que la na­ción sea sos­te­ni­ble pa­ra sus ciu­da­da­nos cuan­do la ''era do­ra­da del pe­tró­leo'' ter­mi­ne, al­go que se si­túa en torno a los años 2030 y 2040. ¿Qué más es­tá en la ca­be­za de es­tos se­ño­res? Bá­si­ca­men­te, ''su vi­sión'' se sos­tie­ne so­bre cua­tro pi­la­res fun­da­men­ta­les. El ener­gé­ti­co: con­ver­tir­se en los ''Cris­tiano Ro­nal­do'' de las re­no­va­bles y, so­bre to­do, de las fo­to­vol­tai­cas, lle­nán­do­lo to­do de pa­ne­les so­la­res y ex­por­tan­do ener­gía a sa­co. El pilar tu­rís­ti­co: exis­ten pla­yas es­pec­ta­cu­la­res y vír­ge­nes en el país que, me­nos en el in­fer­nal ve­rano y con los ade­cua­dos de lu­jo, po­drían com­pe­tir con el Ca­ri­be sin pro­ble­ma. El pilar mi­ne­ro: tie­nen ya­ci­mien­tos de ma­te­ria­les con múl­ti­ples sa­li­das sin ex­plo­tar; y, por úl­ti­mo, el pilar ar­ma­men­tís­ti­co. Es­te úl­ti­mo es uno de los más po­lé­mi­cos y, en par­te, ex­pli­ca por qué es­te país del de­sier­to es unos de los prin­ci­pa­les clien­tes e im­por­ta­do­res de ar­ma­men­to de Fran­cia, de EEUU o in­clu­so de Es­pa­ña. Su es­tra­te­gia se ba­sa en la com­pra de ma­te­rial, pe­ro tam­bién en la fir­ma de un com­pro­mi­so de que és­te se fa­bri­que en su te­rri­to­rio y así apren­der el de ca­ra a fa­bri­car­lo ellos mis­mos. Na­tu­ral­men­te, el país quie­re que es­tos cua­tro pi­la­res los desa­rro­lle el ca­pi­tal pri­va­do y, pa­ra eso, ne­ce­si­ta cier­ta aper­tu­ra so­cial y am­plia­ción de de­re­chos a sus ciu­da­da­nos. Des­de un pun­to de vis­ta his­tó­ri­co, el año 2030 es­tá a la vuel­ta de la es­qui­na, así que, se­gu­ra­men­te, pi­sa­rá el ace­le­ra­dor.

know-how re­sorts

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.