Una his­to­ria sen­ti­men­tal de las za­pa­ti­llas de de­por­te.

Bre­ve guía GQ de las za­pa­ti­llas de de­por­te

GQ (Spain) - - Sumario - POR IÑA­KI LA­GUAR­DIA

En los úl­ti­mos tiem­pos, las lla­ma­das 'snea­kers', o za­pa­ti­llas de de­por­te de to­da la vi­da, han al­can­za­do una di­men­sión des­co­no­ci­da. Fir­mas de lu­jo que lan­zan co­lec­cio­nes que se ago­tan, mo­de­los 'vin­ta­ge' ol­vi­da­dos que re­gre­san a los ar­ma­rios más 'fas­hio­nis­tas'… De los ado­les­cen­tes a los al­tos eje­cu­ti­vos, con tra­je o con va­que­ros, blan­cas o re­ple­tas de co­lor. Na­die pue­de es­ca­par a su in­flu­jo. No te pier­das nues­tra bre­ve guía GQ sen­ti­men­tal de la A a la Z (ze­ta de za­pa­ti­llas, cla­ro).

ATLÉ­TI­CO

Las pri­me­ras snea­kers (del in­glés, sneak up on so­meo­ne, que sig­ni­fi­ca acer­car­se si­gi­lo­sa­men­te) na­cie­ron pa­ra sa­tis­fa­cer las an­sias ocio­sas de las cla­ses más pu­dien­tes. En el si­glo XIX, la bri­tá­ni­ca New Li­ver­pool Rub­ber Com­pany in­ven­tó un cal­za­do con sue­la de go­ma pa­ra los fans del cro­quet (ese pa­sa­tiem­po que con­sis­te en gol­pear bo­li­tas con un ma­zo). Dé­ca­das des­pués, a par­tir de 1916, las es­ta­dou­ni­den­ses Keds y Con­ver­se co­men­za­ron a fa­bri­car di­se­ños de­por­ti­vos pa­ra atletas, te­nis­tas y fut­bo­lis­tas. Ésa fue la gé­ne­sis de la ren­ta­ble ob­se­sión que hoy he­chi­za a la mo­da (en la ima­gen, Mi­chael J. Fox vis­te unas za­pa­ti­llas Ni­ke Court Cha­llen­ge en una ima­gen de la se­rie En­re­dos de fa­mi­lia).

BLAN­CO

El co­lor es­tre­lla de las za­pa­ti­llas de de­por­te se ha con­ver­ti­do en un ta­lis­mán pa­ra quie­nes no quie­ren rom­per­se la ca­be­za.tan po­qui­to qui­sie­ron com­pli­car­se el día de su bo­da John Len­non y Yo­ko Ono que am­bos op­ta­ron por ponerse unas snea­kers in­ma­cu­la­das. Su­ce­dió a las nue­ve de la ma­ña­na del 20 de mar­zo de 1969 en el Pe­ñón de Gi­bral­tar.

'DROPS'

Dí­ce­se de la es­tra­te­gia co­mer­cial que li­mi­ta de­li­be­ra­da­men­te la dis­tri­bu­ción de nue­vas za­pa­ti­llas con el fin de ge­ne­rar de­seo, pro­vo­car co­las y ali­men­tar un mer­ca­do se­cun­da­rio de com­pra­ven­ta.

ES­PA­ÑA

Ali­can­te y La Rio­ja cons­ti­tu­yen dos de los po­los de pro­duc­ción de cal­za­do más im­por­tan­tes de to­da Eu­ro­pa, en­tre otros. Pikolinos, Gioseppo, vic­to­ria, Ca­llag­han, Pom­peii, Munich, Mustang o J'hay­ber son al­gu­nas de las fir­mas que ex­por­tan el sa­ber ha­cer na­cio­nal a to­dos los rin­co­nes del mun­do. En nues­tro país tam­bién se en­cuen­tra Tem­pe, la fi­lial de In­di­tex que fa­bri­ca el cal­za­do pa­ra sus mar­cas (el año pa­sa­do fac­tu­ró 1.250 mi­llo­nes de eu­ros).

'CHUNKY'

De Prada a Dior, pa­san­do por Va­len­tino o Dirk Bik­kem­bergs, es­te ad­je­ti­vo in­glés de­fi­ne esos di­se­ños bas­tos y lla­ma­ti­vos que arra­san en las tien­das de lu­jo.

GOLA

El au­ge de fir­mas re­tro co­mo Fi­la, Kap­pa, Elles­se o Cham­pion ha mo­ti­va­do el des­per­tar de los clá­si­cos de to­da la vi­da. La ca­sa bri­tá­ni­ca Gola y sus za­pa­ti­llas Ha­rrier, que es­te año cum­plen 50 años, es­tán vi­vien­do una se­gun­da ju­ven­tud gra­cias a la nos­tal­gia mi­llen­nial. Se ven­den en to­dos los co­lo­res y va­rios te­ji­dos (piel, an­te o ny­lon), y su fu­tu­ro pa­re­ce ase­gu­ra­do. Lo bueno nun­ca mue­re.

IN­VER­SIÓN

Pa­ra en­ten­der la di­men­sión de es­te fe­nó­meno, fí­ja­te en el si­guien­te da­to: la re­ven­ta de mo­de­los mue­ve más de 1.300 mi­llo­nes de eu­ros al año. La web Stockx es una de las prin­ci­pa­les pla­ta­for­mas pa­ra ven­der, pu­jar y com­prar mo­de­los. Es un mer­ca­do de va­lo­res que na­da tie­ne que en­vi­diar al ín­di­ce Nas­daq 100.

'HY­PE'

¿Pa­ra qué que­re­mos len­güe­tas y cor­do­nes si po­de­mos con­ce­bir za­pa­ti­llas con for­ma de cal­ce­tín o snoc­kers (de la unión en­tre snea­kers y socks)? Tras las Ni­ke Pres­to (2000) y las Adi­das Ultra Boost (2015), en 2016 el lu­jo dio la bien­ve­ni­da a las Speed de Ba­len­cia­ga, un mo­de­lo he­cho de po­li­ami­da que ha ve­ni­do pa­ra que­dar­se.

FÚT­BOL 'LO­VE' ADI­DAS

An­tes de la eclo­sión del ca­te­cis­mo snea­ker, la mar­ca fun­da­da por Adi Dass­ler (de ahí el nom­bre de la em­pre­sa) ya ha­bía vi­vi­do su par­ti­cu­lar glo­ria con el pa­tro­ci­nio de equi­pos y ju­ga­do­res de fút­bol. Des­de en­ton­ces su po­pu­la­ri­dad ha es­ta­do ín­ti­ma­men­te li­ga­da al de­por­te rey, aun­que tam­bién a la mo­da ur­ba­na. Prue­ba de ello es el éxi­to de za­pa­ti­llas street­wear tan mí­ti­cas co­mo las Superstar, Stan Smith o Ga­ze­lle. En la ima­gen, La­dis­lao Ku­ba­la con ta­cos y ba­lón de la fir­ma.

Za­pa­ti­llas Ar­chlight de Louis Vuit­ton.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.