El re­torno del nue­ve.

A pe­sar de una tem­po­ra­da irre­gu­lar, el nue­vo em­ba­ja­dor de Hu­go Boss es la me­jor es­pe­ran­za pa­ra com­ple­tar la de­lan­te­ra de la se­lec­ción es­pa­ño­la de fút­bol.

GQ (Spain) - - Sumario -

La ca­rre­ra de un de­por­tis­ta sue­le cir­cu­lar por un ca­mino lleno de pen­dien­tes, as­cen­dien­tes en oca­sio­nes, des­cen­dien­tes otras mu­chas. A ve­ces, in­clu­so, el des­tino pa­re­ce bur­lar­se de sus afa­nes. De ha­ber­se que­da­do en el Real Ma­drid, por ejem­plo, Ál­va­ro Mo­ra­ta es­ta­ría pre­pa­rán­do­se –mien­tras es­cri­bi­mos es­tas lí­neas– pa­ra dispu­tar una fi­nal de Cham­pions Lea­gue. Otra más. Pe­ro, posiblemente, vol­ve­ría a ha­cer­lo des­de el ban­qui­llo. Al­go que se­ría un re­ga­lo pa­ra cual­quier ju­ga­dor con me­nos am­bi­ción, pe­ro que ten­dría el sa­bor de un ca­ra­me­lo en­ve­ne­na­do pa­ra un ga­na­dor co­mo él. Es por lo que vo­ló en el ve­rano de 2017 rum­bo a Lon­dres en bus­ca de nue­vos ho­ri­zon­tes, de un equi­po en el que de­mos­trar su ta­len­to des­de el pi­ti­do ini­cial has­ta el mi­nu­to 90. Por có­mo le ha ido en su pri­mer año en Stam­ford Brid­ge, se

po­dría pen­sar que el ma­dri­le­ño es­ta­ría mal­di­cien­do a es­tas al­tu­ras el día que ne­gó a Zi­ne­di­ne Zi­da­ne. No es así. Ál­va­ro no se arrepiente de na­da. "To­mé una de­ci­sión pen­san­do que era lo me­jor pa­ra mí y no creo que me ha­ya equi­vo­ca­do. No ha si­do una tem­po­ra­da fá­cil, pe­ro es­toy con­ven­ci­do de que pue­do triun­far y ser im­por­tan­te [en el Chel­sea]", se re­afir­ma; con­fia­do tam­bién en que, a pe­sar de su se­quía go­lea­do­ra, Lo­pe­te­gui lo in­clui­rá en su lis­ta de­fi­ni­ti­va –al­go que, cuan­do ha­bla­mos con él, es aún una in­cóg­ni­ta–: "Jugar el Mun­dial es uno de mis sue­ños y con­fío en po­der ha­cer­lo. El mís­ter cree

TO­MÉ LA DE­CI­SIÓN DE IR­ME DEL REAL MA­DRID PEN­SAN­DO QUE ERA LO ME­JOR Y NO CREO QUE ME HA­YA EQUI­VO­CA­DO

mu­cho en mí y, si me lla­ma, me de­ja­ré la piel por el equi­po", nos ase­gu­ra. "Si voy se­rá pa­ra jugar cuan­do y don­de me di­gan", re­ma­ta el 9. "Es­tar allí es un pre­mio só­lo por el he­cho de com­par­tir ves­tua­rio con tan­ta gen­te a la que apre­cio y ad­mi­ro".

En lo per­so­nal, Ál­va­ro ex­pri­me su pri­mer año de ca­sa­do jun­to a la ita­lia­na Ali­ce Cam­pe­llo, con la que se­rá pa­dre de ge­me­los en bre­ve. "Ser pa­dre me hace mu­chí­si­ma ilu­sión. Me sien­to pre­pa­ra­do y sé que Ali­ce va a ser la me­jor ma­dre del mun­do. Los ni­ños son un mo­ti­vo más por el que pe­lear ca­da día por ser me­jo­res per­so­nas y crear un mun­do me­jor", nos di­ce. "Soy muy fe­liz con Ali­ce y com­par­ti­mos mu­chas cos­tum­bres tan­to es­pa­ño­las co­mo ita­lia­nas en nues­tro día a día. Ita­lia es un país que me en­can­ta, que me ha tra­ta­do siem­pre de un mo­do es­pec­ta­cu­lar. In­gla­te­rra to­da­vía lo es­toy co­no­cien­do, pe­ro Lon­dres es una ciu­dad in­creí­ble". Tiem­po va a te­ner de co­no­cer Reino Uni­do si, co­mo ase­gu­ra, no tie­ne in­ten­ción de mu­dar­se a Ita­lia o Es­pa­ña, don­de sue­nan ru­mo­res de fi­cha­je. "De mo­men­to en lo úni­co que pien­so es en ga­nar un tí­tu­lo con el Chel­sea. Ten­go con­tra­to en vi­gor así que no me plan­teo otra co­sa que no sea dar­lo to­do aquí".

Por quien sí ha de­ci­di­do fi­char re­cien­te­men­te el futbolista es por la di­vi­sión de fra­gan­cias de Hu­go Boss, que lo ha con­ver­ti­do en em­ba­ja­dor de Boss Bottled Uni­ted. "La ver­dad es que me gus­ta to­do de es­ta fra­gan­cia, es el per­fu­me que uso des­de hace mu­chos años y, mi­ra por dón­de, al fi­nal soy ima­gen de él jun­to a otros co­le­gas", nos con­fie­sa. "Co­mo a mu­chos de mis com­pa­ñe­ros me gus­ta la mo­da, ade­más Ali­ce es mo­de­lo y eso hace que es­te­mos más cer­ca de ese mun­do".

Por cier­to, ¿con quién vi­vió Mo­ra­ta el fa­mo­so gol de Inies­ta? "Con mis ami­gos… Es un mo­men­to in­des­crip­ti­ble y que ja­más ol­vi­da­ré".

JUGAR EL MUN­DIAL ES UNO DE MIS SUE­ÑOS Y CON­FÍO EN HA­CER­LO. SI EL MÍS­TER ME LLA­MA ME DE­JA­RÉ LA PIEL POR EL EQUI­PO

CLÁ­SI­CO '9' Se le po­drán dis­cu­tir los go­les, pe­ro no la ele­gan­cia y la plan­ta de de­lan­te­ro cen­tro. Mo­ra­ta vis­te to­tal look de Hu­go Boss.

MI­RA­DA AL HO­RI­ZON­TE Mu­cho se ha es­pe­cu­la­do so­bre su fu­tu­ro, pe­ro Ál­va­ro ase­gu­ra que es­tá fe­liz en Lon­dres y en el Chel­sea, con el que aho­ra mis­mo tie­ne con­tra­to en vi­gor.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.