Los me­jo­res bar­ten­ders del mun­do se re­tra­tan en GQ.

Cin­co de los me­jo­res bar­ten­ders del mun­do, los que man­tie­nen vi­va la lla­ma del re­na­ci­mien­to de la mixología, nos cuen­tan có­mo se con­tru­ye un bar in­su­pe­ra­ble.

GQ (Spain) - - Sumario -

The World's 50 Best Bars es pa­ra los aman­tes de los bue­nos cóc­te­les el equi­va­len­te a The World's 50 Best Res­tau­rants pa­ra los foo­dies. Es de­cir, la lis­ta de re­fe­ren­cia que iden­ti­fi­ca a los me­jo­res ba­res del mun­do. Se creó en 2009, en el mo­men­to en el que se con­fir­mó que el re­na­ci­mien­to de la mixología clá­si­ca –ese fe­nó­meno que co­men­zó a des­pun­tar con el cam­bio de mi­le­nio– es­ta­ba aquí pa­ra que­dar­se. Aque­lla pri­me­ra lis­ta fue muy sim­bó­li­ca por­que co­ro­nó en el pri­mer pues­to al Milk & Ho­ney (Nue­va York y Lon­dres) de Sas­ha Pe­tras­ke, el bar­ten­der más in­flu­yen­te de su ge­ne­ra­ción, el má­xi­mo res­pon­sa­ble de re­cu­pe­rar los cóc­te­les con el pun­to de so­fis­ti­ca­ción y sa­bor que se ha­bía per­di­do ha­cía mu­chas dé­ca­das. Pe­tras­ke de­fi­nió los es­tán­da­res de coc­te­le­ría de au­tor y de ser­vi­cio im­pe­ca­ble por los que se ri­gen aho­ra los spea­kea­sies de me­dio mun­do, y su fi­gu­ra es equi­pa­ra­ble a la de Au­gus­te Es­cof­fier o la de Fe­rran Adrià pa­ra la gas­tro­no­mía mo­der­na. Nos de­jó tris­te­men­te en 2015 –de­ma­sia­do pron­to, con só­lo 42 años–, pe­ro los que man­tie­nen vi­vo su le­ga­do ya son le­gión.

La úl­ti­ma lis­ta, la de 2017, es­tá en­ca­be­za­da por The Ame­ri­can Bar at the Sa­voy Ho­tel (Lon­dres), que más que un bar es una ins­ti­tu­ción con 125 años de re­co­rri­do. Por su his­to­ria­da ba­rra han pa­sa­do fi­gu­ras le­gen­da­rias co­mo Ada 'Co­ley' Co­le­man, crea­do­ra del Hanky-panky (ver­mú ita­liano, gi­ne­bra y Fer­net Bran­ca), uno de los pick­me-ups por ex­ce­len­cia. O el aún más le­gen­da­rio Harry Crad­dock, que re­co­pi­ló to­das sus re­ce­tas en el Sa­voy Cock­tail Book, con­si­de­ra­do la bi­blia de la coc­te­le­ría. Su ac­tual head bar­ten­der, el es­lo­va­co Erik Lo­rincz, es­tá a la al­tu­ra de se­me­jan­tes le­yen­das. GQ ha­bló con él, con otros dos top 10 –Va­si­lis Ky­rit­sis (The Clum­sies, Atenas; 6º del mun­do) y Ro­bin Ko­lek (Bar Ter­mi­ni, Lon­dres; 9º)–, así co­mo con los dos 'es­pa­ño­les' me­jor co­lo­ca­dos –el ar­gen­tino Die­go Ca­bre­ra (Sal­món Gu­rú, Ma­drid; 82º) y el ita­liano Gia­co­mo Gian­not­ti (Pa­ra­di­so, Bar­ce­lo­na; 67º)–, so­bre las cla­ves del ne­go­cio del buen be­ber.

ERIK LO­RINCZ / THE AME­RI­CAN BAR AT THE SA­VOY (LON­DRES) "Un buen bar­ten­der tie­ne que es­cu­char a su clien­te, ha­cer­le sen­tir es­pe­cial.tie­ne que ha­ber al­guien de­trás de la ba­rra que se com­por­te co­mo un ser hu­mano. Eso es lo que in­vi­ta a re­pe­tir, eso es lo que lle­va al éxi­to, por­que un gran bar no se cons­tru­ye só­lo con bue­nos cóc­te­les. Se tra­ta de crear una ex­pe­rien­cia.ah, y te­ner un buen pia­nis­ta tam­bién ayu­da".

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.