175 años con­tem­plan a la tien­da bar­ce­lo­ne­sa San­ta Eu­la­lia.

Isa­bel II aca­ba­ba de em­pe­zar su rei­na­do y la al­ta so­cie­dad de Bar­ce­lo­na ce­le­bra­ba la inau­gu­ra­ción de una de las me­jo­res tien­das de mo­da de to­do el país. 175 años des­pués, sus es­ca­pa­ra­tes aún des­lum­bran.

GQ (Spain) - - Sumario -

Cuan­do en 1843 Jo­sep Ta­ber­ner y su hi­jo Sal­va­dor abrie­ron un pe­que­ño co­mer­cio de ar­tícu­los tex­ti­les en Bar­ce­lo­na, no ima­gi­na­ban que 175 años des­pués su ne­go­cio se con­ver­ti­ría en una de las 30 me­jo­res tien­das mas­cu­li­nas del mun­do. Así lo creen, al me­nos, los res­pon­sa­bles de la fe­ria Pit­ti Im­ma­gi­ne de Flo­ren­cia y la pu­bli­ca­ción The Bu­si­ness of Fas­hion, así co­mo los mi­les de clien­tes que ca­da año re­ci­be es­te re­fe­ren­te del lu­jo internacional. En­cla­va­da en una de las ar­te­rias co­mer­cia­les más im­por­tan­tes de nues­tro país, San­ta Eu­la­lia (Pa­seo de Gra­cia, 93) ce­le­bra es­te año más de un si­glo y me­dio de ac­ti­vi­dad inin­te­rrum­pi­da co­mo brú­ju­la de la ele­gan­cia del si­glo XXI. En sus más de 2.000 m2 con­vi­ven gran­des nom­bres de la sas­tre­ría y de­ce­nas de fir­mas in­no­va­do­ras que sus­ten­tan un uni­ver­so úni­co y –a juz­gar por su es­ta­do de sa­lud– tam­bién in­mor­tal. ¡Fe­li­ci­da­des!

Lo más im­por­tan­te en la co­mu­ni­ca­ción con un sas­tre es ha­blar cla­ro des­de el prin­ci­pio. De­be exis­tir un buen en­ten­di­mien­to pa­ra que el re­sul­ta­do fi­nal sea el que uno es­pe­ra. Si no es así, lo más re­co­men­da­ble es cam­biar de pro­fe­sio­nal", ex­pli­ca Luis Me­di­na. Pa­ra de­mos­trar la bue­na sin­to­nía que man­tie­ne con el su­yo, el em­pre­sa­rio nos ci­ta en el nú­me­ro 76 de la ca­lle Go­ya de Ma­drid, don­de El Cor­te In­glés cuen­ta con un es­pa­cio de sas­tre­ría a me­di­da que na­da tie­ne que en­vi­diar a los ta­lle­res de Sa­vi­le Row. Tan­to es así que los ser­vi­cios que ofre­ce en su ex­clu­si­vo ca­tá­lo­go van mu­cho más allá de la con­fec­ción de un sim­ple tra­je. Aun­que se tra­te de uno de los en­car­gos más de­man­da­dos, las po­si­bi­li­da­des de per­so­na­li­za­ción son ca­si in­fi­ni­tas. Me­di­na, por ejem­plo, aca­ba de ha­cer­se una saha­ria­na de co­lor ca­qui. "Se tra­ta de una pren­da muy ver­sá­til que da res­pues­ta a to­das las ne­ce­si­da­des que te­ne­mos en ve­rano. Se pue­de ves­tir tal cual, con unos pan­ta­lo­nes bei­ge, o co­mo si fue­ra un bla­zer", cuen­ta. ¿Los ma­te­ria­les? Lino de Sca­bal y bo­to­nes de as­ta. Un ca­ba­lle­ro siem­pre de­be dis­po­ner de las me­jo­res ar­mas.

VEN­DER E INS­PI­RAR En la pri­me­ra mi­tad del si­glo XX, San­ta Eu­la­lia re­cu­rrió a los me­jo­res ar­tis­tas grá­fi­cos de Bar­ce­lo­na pa­ra crear evo­ca­do­ras pie­zas de car­te­le­ría y di­se­ños pu­bli­ci­ta­rios lle­nos de co­lor y be­lle­za.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.