¿ Por qué no es­tás si­guien­do a... ?

Zan­ca­da a zan­ca­da, gol a gol, el fút­bol fe­me­nino va ga­nan­do nor­ma­li­dad fren­te a la des­pro­por­cio­na­da aten­ción que re­ci­be su ho­mó­lo­go mas­cu­lino. Pa­ra ce­le­brar­lo, nos fi­ja­mos en la ita­lia­na Martina Ro­suc­ci, es­tre­lla de la Ju­ven­tus.

GQ (Spain) - - Instagramers - @ mar ti­na­ro­suc­ci 57 k se­gui­do­res

El cal­cio en Ita­lia no en­tien­de de se­xo o re­li­gión. Es una pa­sión irre­fre­na­ble que aú­na en un so­lo gri­to a un pue­blo en­te­ro. Martina Ro­suc­ci, mu­jer y futbolista, es to­da una es­tre­lla me­diá­ti­ca en el país de la piz­za y las ga­fas de sol apa­ra­to­sas. Pie­za cla­ve en la se­lec­ción az­zu­rra, tam­bién se pro­di­ga en re­des so­cia­les. Ex del Bres­cia, el pa­sa­do año fi­chó por la fa­mo­sa Ju­ven­tus, club que aca­ba de inau­gu­rar sec­ción fe­me­ni­na (a ver si otros si­guen su ejem­plo). Ella, mien­tras tan­to –co­mo ves–, en­tre­na, jue­ga… y go­lea.

Si tie­nes una hi­ja, her­ma­na o so­bri­na sor­tean­do la ado­les­cen­cia (co­mo es el ca­so de quien es­to fir­ma), tal vez ha­yas vis­to la ca­ra de es­te chi­co es­tam­pa­da en al­guno de los pós­ters que han de­co­ra­do su ha­bi­ta­ción en los úl­ti­mos años, en la fun­da del edre­dón o en la car­pe­ta que lle­va al ins­ti­tu­to. Re­sul­ta que Liam Pay­ne (In­gla­te­rra, 1993) es uno de los cua­tro (an­tes cin­co) miem­bros de la boy band más mag­né­ti­ca del si­glo XXI: One Di­rec­tion. De­ci­mos es por­que aún no se han se­pa­ra­do de ma­ne­ra ofi­cial, pe­ro lo cier­to es que to­dos ellos lle­van ya un tiem­po ha­cien­do la gue­rra por su la­do, de­jan­do al mar­gen su rol co­mo es­tre­llas ju­ve­ni­les pa­ra ali­men­tar al ar­tis­ta adul­to que quie­ren ser. "One Di­rec­tion es una aven­tu­ra in­creí­ble, pe­ro creo que tam­bién ten­go ca­pa­ci­dad pa­ra ofre­cer al­go re­le­van­te por mi cuen­ta", nos ex­pli­ca Liam so­bre la nue­va eta­pa pro­fe­sio­nal a la que se en­fren­ta (tam­bién en lo per­so­nal; de he­cho: Liam y su pa­re­ja, la can­tan­te Cheryl Tweedy, fue­ron pa­dres de un ni­ño en 2017).

Por aho­ra no lo pue­de es­tar ha­cien­do me­jor. Liam tie­ne pen­sa­do pu­bli­car su pri­mer LP en so­li­ta­rio des­pués del ve­rano (lo ha­rá con Uni­ver­sal Mu­sic), un dis­co de­but –pu­ro R&B, dan­ce-pop e in­clu­so re­gue­tón– que vie­ne pre­ce­di­do por va­rios ade­lan­tos rom­pe­pis­tas pa­ra los que ha con­ta­do con la co­la­bo­ra­ción de Qua­vo (Strip That Down), Ri­ta Ora (For You; can­ción in­clui­da en la BSO de Cin­cuen­ta som­bras li­be­ra­das) o J Bal­vin (Fa­mi­liar). "He ido po­co a po­co pa­ra ver có­mo reac­cio­na­ba el pú­bli­co an­te lo que les pre­sen­ta­ba. Por for­tu­na, la res­pues­ta es­tá sien­do mu­cho me­jor de lo que es­pe­ra­ba. Me sien­to muy fe­liz por es­tar co­nec­tan­do así de bien con la gen­te". Nue­va vi­da, mis­mo éxi­to.

RIT­MOS LATINOS En Fa­mi­liar hay va­rias lí­neas can­ta­das en es­pa­ñol. "Es una len­gua her­mo­sa", di­ce Liam, que nos des­ve­la cuál es su pa­la­bra fa­vo­ri­ta en nues­tro idio­ma: "Sacapuntas; me en­can­ta có­mo sue­na al de­cir­la".

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.