¿CUÁN­DO DE­BO USAR EL PA­SA­DOR DE COR­BA­TA?

GQ (Spain) - - El Consultorio - POR IÑA­KI LA­GUAR­DIA Edi­tor de mo­da en GQ

"An­tes de sa­lir de ca­sa, mí­ra­te al es­pe­jo y quí­ta­te un ac­ce­so­rio de en­ci­ma", de­cía Co­co Cha­nel. Si la au­sen­cia de ador­nos nos acer­ca a la ele­gan­cia, cuan­do vis­tas un tra­je de­be­rías pres­cin­dir de cual­quier flo­ri­tu­ra. Eli­ge, co­mo mu­cho, uno o dos com­ple­men­tos de la si­guien­te lis­ta: un re­loj, un pa­ñue­lo de bol­si­llo, unos ge­me­los o un pi­sa­cor­ba­tas. Es­te úl­ti­mo no tie­ne un ori­gen muy gla­mu­ro­so, pe­ro hoy por hoy es­tá per­fec­ta­men­te acep­ta­do en los looks de ofi­ci­na –ol­ví­da­lo en even­tos y ce­re­mo­nias–. Na­ció co­mo una for­ma de su­je­tar la cor­ba­ta, jus­to cuan­do el cha­le­co ca­yó en des­gra­cia. Al prin­ci­pio tu­vo un fin cor­po­ra­ti­vo o de­por­ti­vo –muy po­pu­lar en­tre los ven­de­do­res de co­ches o los di­ri­gen­tes de los clu­bes de fút­bol–, pe­ro hoy es un signo de dis­tin­ción. Pón­te­lo, más o me­nos, por de­ba­jo del ter­cer bo­tón su­pe­rior de la ca­mi­sa. Lan­vin, Dun­hill y The Tie Bar los ha­cen bo­ni­tos y dis­cre­tos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.