LA AL­TER­NA­TI­VA AL PIN­CHA­ZO

Ni re­to­ques ni las sus­tan­cias de re­lleno. He­mos pro­ba­do los pro­to­co­los no in­va­si­vos que nos ayu­dan a con­tro­lar el pa­so del tiem­po y, de pa­so, es­tar ra­dian­tes.

Harper's Bazaar (Spain) - - BAZAAR - Por Su­sa­na Bláz­quez

RE­SUL­TA­DO AL CUA­DRA­DO

¿Cuán­tas ve­ces a la ho­ra de de­ci­dir qué tra­ta­mien­to re­ju­ve­ne­ce­dor pro­bar te han ase­gu­ra­do los re­sul­ta­dos más asom­bro­sos? ¿Y cuán­tas ve­ces fun­cio­nan real­men­te? En nues­tro em­pe­ño por en­con­trar los que de ver­dad me­re­cen la pe­na, sin te­ner que re­cu­rrir a la agu­ja y a los re­lle­nos, he­mos pro­ba­do en pri­me­ra per­so­na el que pro­me­te ser el pro­to­co­lo del mo­men­to: la tec­no­lo­gía Co­re que com­bi­na la ra­dio­fre­cuen­cia bi­po­lar (la co­rrien­te ejer­ci­da por dos elec­tro­dos) con la mo­vi­li­za­ción pa­si­va con va­cío de la piel. ¿Sus bon­da­des? En la zo­na del ros­tro, con­si­gue ce­rrar los po­ros, re­lle­na las arru­gas, ten­sa la piel y re­de­fi­ne el óva­lo fa­cial. Y lo más asom­bro­so de sus re­sul­ta­dos es que se per­ci­ben des­de la pri­me­ra se­sión (con tu pro­pio mó­vil te ha­cen una foto del an­tes y del des­pués). Eso sí, el pro­ce­di­mien­to es un po­co mo­les­to en el area de los ojos (al­go que no ocu­rre en otras zo­nas del cuer­po), pe­ro es lle­va­de­ro. La sen­sa­ción es si­mi­lar a la de una pe­que­ña des­car­ga eléc­tri­ca y se re­co­mien­dan 5 se­sio­nes anua­les (300 €, una se­sión o 1.500 € el bono de seis). En los cen­tros ma­dri­le­ños The Beauty Con­cept.

www.the­beauty­con­cept.com

LAS CU­RAS EX­PRÉS flash,

El tan bus­ca­do efec­to que nos per­mi­te es­tar fa­bu­lo­sas en tiem­po récord pa­ra una oca­sión es­pe­cial, en­cuen­tra sus me­jo­res alia­dos en dos ri­tua­les lis­tos pa­ra pro­bar. Por un la­do la mas­ca­ri­lla re­mo­de­lan­te de mo­sai­co de Ma­ria Ga­lland, en los cen­tros de be­lle­za Car­men Na­va­rro (120 €, www.car­men­na­va­rro.com), que com­bi­na el ma­sa­je ma­nual, con una co­reo­gra­fía ins­pi­ra­da en el ba­llet clá­si­co, y las cre­mas de es­ta icó­ni­ca mar­ca fran­ce­sa. Y, por otro, el tra­ta­mien­to re­pa­ra­dor in­ten­si­vo Lift Ad­van­ced Al­mein en el Ins­ti­tu­to Ja­vier de Benito, de Bar­ce­lo­na (100 €, www.ins­ti­tu­to­de­be­ni­to.com) que, com­bi­na­do con una se­sión de oxi­ge­no­te­ra­pia, re­ju­ve­ne­ce, re­du­ce los po­ros, apor­ta hi­dra­ta­ción, au­men­ta la pro­duc­ción de co­lá­geno e ilu­mi­na el ros­tro.

FIR­ME­ZA SIN CIRUGÍA

Es inevi­ta­ble. A par­tir de los 40 años la piel del ros­tro ne­ce­si­ta una “ayu­di­ta” ex­tra si que­re­mos re­tra­sar el má­xi­mo po­si­ble los efec­tos de la gra­ve­dad. Pa­ra un re­sul­ta­do muy na­tu­ral (¡fun­da­men­tal!) y sin cam­bios drás­ti­cos de un día pa­ra otro, recomendamos Ther­ma­cli­nic, un tra­ta­mien­to de ra­dio­fre­cuen­cia de al­ta in­ten­si­dad que rea­li­za la Dra. Gar­cía Maroto en la Clí­ni­ca de la Fuen­te, de Ma­drid, con gran­des re­sul­ta­dos tan­to en el ar­co man­di­bu­lar co­mo en la zo­na del cue­llo. “No tie­ne efec­tos se­cun­da­rios, no con­lle­va ba­ja la­bo­ral o so­cial y los re­sul­ta­dos son gra­dua­les y muy na­tu­ra­les”, cuen­ta. Ca­da se­sión du­ra me­dia ho­ra y se com­bi­na con un gel re­afir­man­te co­mo com­ple­men­to. Se­rá el mé­di­co quien de­ter­mi­ne las se­sio­nes de cho­que ne­ce­sa­rias en ca­da ca­so y lue­go, se re­co­mien­da una men­sual (a par­tir de 800 €, por to­das las se­sio­nes).

www.cli­ni­ca­de­la­fuen­te.es

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.