«SI LO QUE TE AVA­LA A LOS 9 AÑOS ES TU CU­LO, A LOS 45 TIE­NES

Harper's Bazaar (Spain) - - BAZAAR -

«¿CÓ­MO PUE­DE SER QUE A LOS 46 AÑOS tra­ba­je más que a los 30?» se pre­gun­ta Naj­wa Nim­ri (Pam­plo­na, 1972) quien ha en­ca­de­na­do sin ape­nas des­can­so el ro­da­je de la nue­va pe­lí­cu­la de Carlos Ver­mut con el del pró­xi­mo tra­ba­jo de Ju­lio Me­dem, fna­li­zan­do jus­to a tiem­po pa­ra co­men­zar, a la ma­ña­na si­guien­te y con ma­dru­gón me­dian­te, el ro­da­je de la tercera tem­po­ra­da de Vis a vis. A es­ta se­rie de­di­ca­rá ma­ña­na, tar­de y no­che los pró­xi­mos me­ses. «Eso que pien­san al­gu­nos de que a cier­ta edad pue­des dar­te por per­di­da me pa­re­ce una ton­te­ría. Es men­ti­ra», sen­ten­cia. «Si lo que te ava­la cuan­do tie­nes 19 años es tu cu­lo, al lle­gar a los 45 tie­nes un pro­ble­ma, pe­ro si lo que te re­fren­da­ba en­ton­ces, a los 25 y a los 35, son otras cua­li­da­des, lo van a se­guir sien­do cuan­do al­can­zas cier­ta edad.Y me­jo­ra­das. Mi anato­mía nun­ca ha si­do mi fuer­te, no he de­po­si­ta­do en el as­pec­to fí­si­co mi po­ten­cial in­ter­pre­ta­ti­vo, así que, asu­mien­do eso, el pa­so del tiem­po siem­pre es cre­cer».Tie­ne eso tan cla­ro que de­ci­dió des­nu­dar­se pa­ra la portada de la re­vis­ta In­ter­viú a los 42 años en vez de a los vein­ti­tan­tos. Fue a esa edad cuan­do se hi­zo cé­le­bre in­ter­pre­tan­do, con su voz sub­te­rrá­nea y su mi­ra­da mis­te­rio­sa, per­so­na­jes os­cu­ros y se­duc­to­res co­mo los de Sal­to al va­cío, su de­but con Da­niel Cal­par­so­ro, Abre los ojos, de Ale­jan­dro Ame­ná­bar o Los aman­tes del Círcu­lo Po­lar, del pro­pio Me­dem.La pró­xi­ma de es­te di­rec­tor, El árbol de la san­gre, se­rá su cuar­ta pe­lí­cu­la jun­tos. «Nos en­ten­de­mos sin ha­blar. Él ma­ne­ja un có­di­go muy es­pe­cial que yo he lo­gra­do des­ci­frar». Eso sí, le ha obli­ga­do a es­car­bar en las pro­fun­di­da­des de la men­te pa­ra in­ter­pre­tar a una es­qui­zo­fré­ni­ca. «Hay que es­tar muy cuer­do pa­ra ha­cer un pa­pel así, co­mo el de Quién te can­ta­rá, de Car­lo­sVer­mut, don­de doy vi­da a una am­né­si­ca. Tie­nes que sen­tir­te fuer­te fí­si­ca y psí­qui­ca­men­te.To­das las ac­tri­ces a par­tir de los 35 o 40 años vi­vi­mos una eta­pa muy bue­na en la que to­do lo que he­mos ido sem­bran­do em­pie­za a ger­mi­nar. Ne­ce­si­tas ha­ber atra­ve­sa­do cier­tas ex­pe­rien­cias. Eso no ga­ran­ti­za que va­yas a ser me­jor in­tér­pre­te, pe­ro cuan­do abar­cas un ar­co am­plio de emo­cio­nes vi­vi­das ya pue­des ha­cer cier­tas co­sas. Con la ma­du­rez al­can­zas un lu­gar en el que si te co­no­ces bien, iden­tif­cas tus pun­tos fuer­tes y sa­bes cuá­les son tus lí­mi­tes, pue­des ju­gar con más ar­mas». En­tre sus pun­tos dé­bi­les des­ta­ca el mal hu­mor cuan­do al­go se le cru­za. «Me en­fa­do mu­cho, co­mo una ni­ña pe­que­ña, y me cues­ta vol­ver a es­tar bien.Ten­go que cam­biar es­to.To­do se pue­de re­vi­sar y ha­cer una nue­va lec­tu­ra», ad­mi­te. Pe­ro por esos de­fec­tos, y tal vez otros, la ha ele­gi­do Adol­fo Do­mín­guez co­mo ima­gen de su fra­gan­cia Úni­ca. «Ten­go dos ma­ra­vi­llo­sos ves­ti­dos an­ti­guos de es­te di­se­ña­dor y sien­to mu­cho ca­ri­ño por la mar­ca». Jun­to a ella han par­ti­ci­pa­do en la cam­pa­ña Án­ge­la Mo­li­na, Es­tre­lla Mo­ren­te, Ele­na Ana­ya e Inma Cues­ta.Cu­rio­sa­men­te,con­fe­sa que has­ta aho­ra era af­cio­na­da a los olo­res mas­cu­li­nos. «Uti­li­za­ba uno muy de va­rón que me re­cor­da­ba a mi abue­lo, me gus­tan los aro­mas pe­sa­dos. Por eso me pa­re­ce que Úni­ca tie­ne hu­mor, es fres­co, fe­me­nino, va­lien­te y per­du­ra­ble. En ca­da piel hue­le di­fe­ren­te, pe­ro han ele­gi­do a cin­co mu­je­res que no re­pre­sen­tan en ab­so­lu­to la ima­gen de la per­fec­ción sino lo con­tra­rio, tie­nen al­go que las ha­ce di­fe­ren­tes y especiales.Y eso me gus­ta».

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.