ELÚLTIMO MAESTRO

La muer­te de HU­BERT DE GI­VENCHY a los 91 años con­mue­ve al mun­do de la mo­da, mien­tras su le­ga­do y su for­ma de en­ten­der la cos­tu­ra per­du­ra­rán en el tiem­po.

Harper's Bazaar (Spain) - - ESTILO -

AUN­QUE HU­BERT DE GI­VENCHY ha­bía col­ga­do la agu­ja y el hi­lo en 1995, des­pués de su úl­ti­mo des­fle de al­ta cos­tu­ra en Pa­rís, su muer­te a los 91 años ha emo­cio­na­do no so­lo a los pro­fe­sio­na­les de la in­dus­tria tex­til sino a un pú­bli­co ge­ne­ral que siem­pre se ha re­co­no­ci­do en sus di­se­ños ele­gan­tes y so­brios. Na­ci­do en Beau­vais en el seno de una fa­mi­lia no­ble, con 22 años Hu­bert se mu­dó a Pa­rís pa­ra per­se­guir su sue­ño de con­ver­tir­se en di­se­ña­dor. Des­pués de tra­ba­jar con mo­dis­tos co­mo Ro­bert Pi­guet, Elsa Schia­pa­re­lli y Cris­tó­bal Ba­len­cia­ga, al que siem­pre con­si­de­ró su maestro, en 1952 funda su ca­sa de mo­da, des­de don­de de­fen­de­rá su for­ma de en­ten­der su of­cio. Sus pren­das, tan per­fec­tas en su as­pec­to ex­te­rior co­mo en el in­te­rior, vis­tie­ron a al­gu­nas de las mu­je­res más sofs­ti­ca­das de la épo­ca, des­de Jac­que­li­ne Ken­nedy a Wa­llis Sim­pson o Gra­ce Kelly, pe­ro so­bre to­do for­ja­ron la ima­gen de Au­drey Hep­burn, que no so­lo lo re­que­ría pa­ra su vi­da pri­va­da, sino tam­bién pa­ra sus pe­lí­cu­las. El ves­ti­do ne­gro, de es­co­te asi­mé­tri­co en la es­pal­da, con el que la actriz mor­dis­quea­ba un crois­sant an­te el es­ca­pa­ra­te de Tif­fany en la cin­ta Desa­yuno con dia­man­tes, for­ma par­te de la his­to­ria de la mo­da.

Hu­bert de Gi­venchy jun­to a su ami­ga Au­drey Hep­burn en su es­tu­dio pa­ri­sino.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.