La His­to­ria con ma­yús­cu­las, ade­re­za­da con las do­sis jus­tas de le­yen­da, de­fi­ne los úl­ti­mos días de los go­dos en la Pe­nín­su­la

Historia de Iberia Vieja Monográfico - - Edad Media -

Se­gún es­ta fuen­te, Witiza co­rri­gió la obra de mano du­ra de su pa­dre – un hom­bre que pa­só su rei­na­do sor­tean­do mil con­ju­ras pa­ra ase­si­nar­le–, am­nis­tió a sus enemi­gos, res­tau­ró las clien­te­las no­bi­lia­rias, com­pen­san­do a los des­te­rra­dos, y pa­ra­li­zó las per­se­cu­cio­nes con­tra los ju­díos, que se ha­bían agu­di­za­do tras el XVII Con­ci­lio de To­le­do, por el que fue­ron re­du­ci­dos a la ser­vi­dum­bre y dis­per­sa­dos ba­jo la acu­sa­ción de cons­pi­ra­ción uni­ver­sal.

Atri­buir a Witiza o al hom­bre de­sig­na­do pa­ra su­ce­der­le, Don Ro­dri­go, la in­va­sión mu­sul­ma­na es ne­gar una cri­sis que los vi­si­go­dos arras­tra­ban des­de le­jos.

CRÓ­NI­CA DEL FIN

Des­de los tiem­pos de Wam­ba, que en la pri­ma­ve­ra de 673 tu­vo que afron­tar una fe­roz re­be­lión en la Ga­lia Nar­bo­nen­se, has­ta las ham­bru­nas del bie­nio 707-709 que, se­gún los cro­nis­tas ára­bes, aca­ba­ron con cer­ca de la mi­tad de la po­bla­ción, las pos­tri­me­rías del reino vi­si­go­do fue­ron la cró­ni­ca de una muer­te anun­cia­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.