LAS COFRADÍAS mi­li­ta­res de Al­fon­so I

Historia de Iberia Vieja Monográfico - - Edad Media -

AL­FON­SO I no so­lo qui­so le­gar su reino a las fla­man­tes ór­de­nes mi­li­ta­res que en­car­na­ban el es­pí­ri­tu de la Cru­za­da. Él mis­mo fun­dó sen­das ór­de­nes que re­ve­lan la ar­mo­nía con el idea­rio de su épo­ca, pe­se a que, a la ho­ra de re­dac­tar su tes­ta­men­to, se ol­vi­da­ra de ellas.

La pri­me­ra fue la co­fra­día de Bel­chi­te, ins­tau­ra­da en 1122 con el fin de am­pa­rar la fron­te­ra sur del reino. La se­gun­da, sur­gi­da en 1124, re­ci­bió el nom­bre de Mi­li­tia Chis­ti de Mon­real.

En el ca­so de la co­fra­día de Bel­chi­te, sus miem­bros po­dían ser tem­po­ra­les o per­ma­nen­tes, pe­ro, tal como se­ña­la Carlos Aya­la en Las ór­de­nes mi­li­ta­res his­pá­ni­cas en la Edad Me­dia (si­glos XII-XV) –Mar­cial Pons, 2007– “eran aje­nos a cual­quier com­pro­mi­so de­ri­va­do de una for­mal or­de­na­ción re­li­gio­sa”. “Su ob­je­ti­vo –se­ña­la es­te au­tor– era la gue­rra con­tra los mu­sul­ma­nes y, en úl­ti­mo tér­mino, la li­be­ra­ción de Jerusalén”.

La fun­da­ción de es­ta or­den, ba­jo el man­do de Galindo Sán­chez has­ta agos­to de 1126, tu­vo lu­gar en una asam­blea a la que asis­tie­ron per­so­na­li­da­des como el le­ga­do del papa Ber­nar­do; el ar­zo­bis­po pri­ma­do de Es­pa­ña Ber­nar­do de To­le­do; o los ar­zo­bis­pos Ole­ga­rio de Ta­rra­go­na, Die­go Gel­mí­rez y el fran­cés Guillermo de Auch.

En­tre las ven­ta­jas de su ad­he­sión, se ha­lla­ban la re­mi­sión de los pe­ca­dos, la re­mi­sión de una cua­res­ma siem­pre que se do­na­ran do­ce di­ne­ros del pe­cu­lio, o, cuan­do se tes­ta­ra a fa­vor de la co­fra­día el ca­ba­llo o las ar­mas, lo mis­mo que “si de­ja­se sus bie­nes a la Or­den del Hos­pi­tal o al Tem­ple”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.