Pa­raí­sos en la Tie­rra... o el mar

Historia de Iberia Vieja Monográfico - - El Despertar De Un Sueno -

Con ra­zón el si­glo XVI re­ci­be el nom­bre de “era de los des­cu­bri­mien­tos”. La sed de los es­pa­ño­les, una vez arri­ba­ron al Nue­vo Mun­do, no hi­zo sino au­men­tar des­pués de que a oí­dos de los con­quis­ta­do­res lle­ga­ra una leyenda de los in­cas: en me­dio del océano, ha­bía unas is­las lle­nas de oro, na­da me­nos que las mi­nas de oro del rey Sa­lo­món. El vi­rrey del Pe­rú en­co­men­dó a su so­brino Ál­va­ro de Men­da­ña la ex­pe­di­ción que con­du­ci­ría al des­cu­bri­mien­to de la is­la de San­ta Cruz, ba­jo es­tas lí­neas, per­te­ne­cien­te a las Sa­lo­món. Al lle­gar allí, in­ten­tó fun­dar una co­lo­nia, pe­ro mu­rió de ma­la­ria.

A más de 14.000 ki­ló­me­tros de dis­tan­cia de nues­tro país, se en­cuen­tra el pa­raí­so que ve­mos so­bre es­tas lí­neas, cu­yo nom­bre de­ri­va de Car­los II. Los pri­me­ros eu­ro­peos en lle­gar a es­tas is­las fue­ron nues­tros ve­ci­nos los por­tu­gue­ses, pe­ro quie­nes ter­mi­na­ron asen­tan­do su so­be­ra­nía fue­ron los es­pa­ño­les que, al lle­gar a es­tas is­las en su ruta ha­cia Fi­li­pi­nas y las In­dias Oc­ci­den­ta­les en el si­glo XVI, fun­da­ron dos co­lo­nias, San­ta Cristina de Yap y San­tia­go de la As­cen­sión de Po­na­pé. Fi­nal­men­te, Es­pa­ña se las ven­dió a Ale­ma­nia, jun­to con las Ma­ria­nas, por 25 mi­llo­nes de pe­se­tas en el año 1899.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.