La red de fu­gi­ti­vos de MISS CA­VELL

Historia de Iberia Vieja Monográfico - - Vía De Escape -

La ma­dre de An­drée De Jongh, Edith Ca­vell, ha­bía na­ci­do en Swar­des­ton, Nor­folk (In­gla­te­rra) el 4 de di­ciem­bre de 1865. Re­ci­bió una es­me­ra­da edu­ca­ción en la es­cue­la pa­ra chi­cas de la

Nor­wich High School. Ya co­mo en­fer­me­ra, tra­ba­jó en va­rios hos­pi­ta­les in­gle­ses, in­clui­do el St. Leonard’s Hos­pi­tal, has­ta que en 1907 fue con­tra­ta­da co­mo di­rec­to­ra de una es­cue­la de en­fer­me­ría re­cién crea­da en Bru­se­las.

To­do trans­cu­rrió per­fec­ta­men­te, rea­li­zan­do su vo­ca­ción de ayu­dar a los en­fer­mos has­ta que es­ta­lló la Pri­me­ra Gue­rra Mun­dial. Co­mo su­ce­de­ría va­rias dé­ca­das des­pués, ba­jo el yu­go na­zi, Bél­gi­ca fue ocu­pa­da por los ale­ma­nes, y con ella su ca­pi­tal. En un de­ter­mi­na­do mo­men­to, el go­bierno de ocu­pa­ción or­de­nó que to­dos “los he­ri­dos pe­li­gro­sos o sos­pe­cho­sos” fue­ran sa­ca­dos del hos­pi­tal don­de tra­ba­ja­ba Ca­vell, en­ton­ces al ser­vi­cio de la Cruz Ro­ja. Mu­jer de­ci­di­da, no só­lo se ne­gó a ello sino que ayu­dó a va­rios de los sol­da­dos a es­ca­par y que así pu­die­ran vol­ver al fren­te. Sus ac­ti­vi­da­des sub­ver­si­vas pa­re­ce que co­men­za­ron en oc­tu­bre de 1914, cuan­do dio co­bi­jo en su clí­ni­ca a un co­ro­nel y a un sar­gen­to in­glés. Más tar­de les acom­pa­ña­ría en la pri­me­ra par­te de su via­je clan­des­tino a Ho­lan­da.

El 4 de agos­to de 1915 fue de­la­ta­da por un es­pía ale­mán, de­te­ni­da y tras­la­da­da a la pri­sión de Saint-Gi­lles, don­de fue tor­tu­ra­da y so­me­ti­da a un jui­cio mi­li­tar su­ma­rio, sien­do fu­si­la­da el 12 de oc­tu­bre, cau­san­do una in­dig­na­ción a ni­vel mun­dial. Ha­bía ayu­da­do a huir de Bél­gi­ca a más de 200 sol­da­dos alia­dos en una epo­pe­ya dig­na de elo­gio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.