Tes­ti­go PRI­VI­LE­GIA­DO

Historia de Iberia Vieja Monográfico - - Un español en el día D -

El es­cul­tor y et­nó­lo­go ca­ta­lán Eu­dald Se­rra ha­bía lle­ga­do a Ja­pón en 1935. Con un tra­ba­jo den­tro del con­su­la­do es­pa­ñol en Ko­be, Se­rra per­ma­ne­ció en el país has­ta el mis­mo fin de la II Gue­rra Mun­dial, con­vir­tién­do­se en un tes­ti­go pri­vi­le­gia­do del sen­tir de la po­bla­ción en aque­llos años.

Co­mo fiel­men­te pu­do ob­ser­var, los ja­po­ne­ses es­pe­ra­ban que la con­tien­da fue­se muy breve, por eso, al ver que se alar­ga­ba eran cons­cien­tes de que iban a per­der­la, ya que sa­bían que su país “con­ta­ba con una fuer­za im­por­tan­te, pe­ro no co­mo la de Es­ta­dos Uni­dos”, se­gún el pro­pio Se­rra.

Y con­ti­núa re­la­tan­do có­mo “el día que el Em­pe­ra­dor anun­ció el fi­nal de la gue­rra to­do se pa­ró, has­ta los co­ches y los tran­vías. Des­pués to­do el mun­do se fue a su ca­sa, acep­tan­do la si­tua­ción, y en ella se en­ce­rra­ron. Quie­nes no lo acep­ta­ron se hi­cie­ron el ha­ra­ki­ri. Las au­to­ri­da­des en­se­gui­da pu­sie­ron en li­ber­tad a to­dos los pri­sio­ne­ros enemi­gos. No hu­bo re­pre­sa­lias, ni se dis­pa­ró un so­lo ti­ro”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.