¿ERAN TO­DOS VO­LUN­TA­RIOS?

Historia de Iberia Vieja Monográfico - - La División Azul -

Aun­que las fi­las de la Di­vi­sión Azul se nu­trie­ron fun­da­men­tal­men­te de vo­lun­ta­rios, sus in­te­gran­tes eran de na­tu­ra­le­za muy di­ver­sa, tal co­mo apun­ta Xo­sé M. Nú­ñez Sei­xas en Ca­ma­ra­da in­vierno: “des­de sol­da­dos del ejér­ci­to alis­ta­dos de gra­do o a la fuer­za, vo­lun­ta­rios ci­vi­les en bus­ca de una pa­ga ex­tra –se­gún al­gu­nas fuen­tes, se pa­ga­ban 7,5 pe­se­tas dia­rias a las fa­mi­lias de los divisionarios y ade­más es­tas te­nían de­re­cho a do­ble car­ti­lla de ra­cio­na­mien­to– o, en oca­sio­nes, de una opor­tu­ni­dad de pa­sar­se al Ejér­ci­to Ro­jo, sub­ofi­cia­les del ejér­ci­to mo­vi­dos por su an­ti­co­mu­nis­mo o por el afán de ha­cer ca­rre­ra mi­li­tar. Ha­bía mu­chos es­tu­dian­tes uni­ver­si­ta­rios, al me­nos en pro­por­ción al nú­me­ro de vo­lun­ta­rios y tam­bién obre­ros in­dus­tria­les, em­plea­dos, de­pen­dien­tes, y jor­na­le­ros anal­fa­be­tos”.

Así pues, ni si­quie­ra el he­cho de ins­cri­bir­se vo­lun­ta­ria­men­te era sin­to­má­ti­co de una de­ter­mi­na­da ideo­lo­gía, pues­to que las cir­cuns­tan­cias de ex­tre­ma mi­se­ria que afron­ta­ba la Es­pa­ña de la épo­ca obli­ga­ban a mu­chos a bus­car­se las ha­bi­chue­las en el cam­po de las ar­mas. De igual mo­do, al­gu­nos “iz­quier­dis­tas”, sos­pe­cho­sos en vir­tud de la Ley de Res­pon­sa­bi­li­da­des Po­lí­ti­cas, tra­ta­ron de la­var su ima­gen pa­ra ob­te­ner a su vuel­ta me­jo­res opor­tu­ni­da­des la­bo­ra­les, en ca­li­dad de ex­com­ba­tien­tes con­tra el bol­che­vis­mo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.