EL ECO de sus vo­ces

Historia de Iberia Vieja Monográfico - - La División Azul -

Manuel de Cár­de­nas, a su pa­so por Gat­chi­na, ciu­dad cer­ca­na a San Pe­ters­bur­go: “Gat­chi­na es una ciu­dad gran­de pe­ro hoy ofre­ce la mis­ma ves­ti­du­ra, su­cia y tris­te de la gue­rra. Por to­das par­tes sor­pren­den los edi­fi­cios de­rrui­dos... El ham­bre, en­tre es­tas gen­tes, es sen­ci­lla­men­te es­pan­to­sa. Pien­so que no pue­dan so­bre­vi­vir al in­vierno que se ave­ci­na. A me­nu­do pasan hom­bres con ras­gos de ju­ven­tud pe­ro ho­rri­ble­men­te ave­jen­ta­dos, con la pa­li­dez de los avi­ta­mi­no­sos...”.

Sal­va­dor Za­nón, so­bre la fa­mi­lia que alo­jó a su pe­lo­tón en di­ciem­bre de 1941: “Cra­ba vi­ve con su hi­jo pe­que­ño, su­cio y llo­rón, y con dos mu­je­ru­cas muy feas y otros dos mu­cha­cho­tes de ocho o diez años que son los que nos en­se­ñan ru­so y se co­men los ca­ra­me­los y el cho­co­la­te que nos su­mi­nis­tran. La vi­da de es­ta po­bre gen­te es tris­te y du­ra pe­ro, ¿dón­de van a ir? Aquí con­ser­van por lo me­nos unas pa­ta­ti­llas, bien ca­mu­fla­das pa­ra que no se las qui­te­mos, con las que ir re­sis­tien­do el ham­bre, y tie­nen te­cho y ca­lor. No creo que en nin­gún si­tio va­yan a es­tar me­jor”.

Lidia Osi­po­va, ge­ren­te de una la­van­de­ría, so­bre los es­pa­ño­les: “Des­tru­ye­ron la ima­gen que te­nía­mos de ellos co­mo un pue­blo or­gu­llo­so, bello, no­ble, et­cé­te­ra. No hay ópe­ra nin­gu­na. Pe­que­ños, re­vol­to­sos co­mo mo­nos, su­cios y bri­bo­nes, co­mo los gi­ta­nos”. Un po­co más ade­lan­te, la mis­ma Osi­po­va re­cuer­da en su dia­rio que un es­pa­ñol sal­vó a un ni­ño va­ga­bun­do du­ran­te un ca­ño­neo, y que, en otra oca­sión, vio llo­rar sin con­sue­lo a va­rios divisionarios en el en­tie­rro de una chi­ca ru­sa al­can­za­da por un dis­pa­ro.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.