Mue­re un su­per­vi­vien­te es­pa­ñol del in­fierno

Historia de Iberia Vieja - - SUMARIO -

FUE­RON AL ME­NOS 9.000 los es­pa­ño­les que su­frie­ron en sus car­nes la bar­ba­rie de los campos de con­cen­tra­ción na­zis. Nue­ve mil in­di­vi­duos que te­nían ya el al­ma, y pro­ba­ble­men­te la piel, he­ri­da por la Gue­rra Ci­vil que ha­bía aso­la­do su país unos años an­tes. Fue­ron mu­chos me­nos los que lo­gra­ron so­bre­vi­vir, los que re­gre­sa­ron del in­fierno sin du­da con­ver­ti­dos en otras personas, me­mo­ria vi­va del ho­rror. Uno de ellos era Luis Pe­rea, que ha­ce unas semanas mu­rió a los 96 años en la ciu­dad de Hen­da­ya.

La his­to­ria de Pe­rea es la de tan­tos otros es­pa­ño­les en un tiem­po trá­gi­co, la de un lu­cha­dor re­pu­bli­cano du­ran­te el con­flic­to fra­tri­ci­da que, de­rro­ta­do en la gue­rra, vio pe­li­grar su vi­da y de­ci­dió exi­liar­se en Fran­cia. No po­día ima­gi­nar que la gue­rra desea­ba arra­sar sin des­can­so el mundo en­te­ro y que po­cos meses des­pués le iba a mi­rar a los ojos más allá de los Pi­ri­neos. Na­ci­do en el año 1918, Luis Pe­rea era uno de los úl­ti­mos su­per­vi­vien­tes es­pa­ño­les del cam­po de con­cen­tra­ción de Maut­hau­sen. Hoy vi­ven aún una de­ce­na de ellos, la ma­yo­ría en te­rri­to­rio fran­cés.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.