EL TRANS­BOR­DA­DOR DEL NIÁGARA

Historia de Iberia Vieja - - A PRIMERA VISTA -

Re­cien­te­men­te ( His­to­ria de Ibe­ria Vie­ja, nº 133), nues­tro co­la­bo­ra­dor Ale­jan­dro Po­lan­co Ma­sa nos con­tó con to­do lu­jo de de­ta­lles la his­to­ria del Spa­nish Ae­ro­car deTo­rres Que­ve­do, que es­te año ce­le­bra su cen­te­na­rio. A mo­do de sín­te­sis, se­ña­le­mos que es­te tran­vía aé­reo, que sal­va un abis­mo de 540 me­tros de lon­gi­tud, ha trans­por­ta­do des­de en­ton­ces a de­ce­nas de mi­les de pa­sa­je­ros, sin su­frir nun­ca un per­can­ce.

Seis ca­bles de ace­ro obran el mi­la­gro de sos­te­ner la bar­qui­lla des­de la que los tu­ris­tas fo­to­gra­fían las aguas ru­gien­tes de es­tas ca­ta­ra­tas.Y to­do es­te en­tra­ma­do, es­te por­ten­to, fue fru­to de nues­tro cán­ta­bro más uni­ver­sal, que lo di­se­ñó, además, en el seno de una em­pre­sa de ca­pi­tal es­pa­ñol, The Nia­ga­ra Spa­nish Ae­ro­car Co. Li­mi­ted.

La “par­te con­tra­tan­te” se fi­jó en él por su ex­pe­rien­cia –ya ha­bía asom­bra­do a to­dos con el tran­vía aé­reo del mon­te Ulía, en San Se­bas­tián–, y des­de su pa­ten­te han si­do mu­chos los fu­ni­cu­la­res que han co­pia­do su téc­ni­ca pa­ra ga­ran­ti­zar la se­gu­ri­dad de los via­je­ros.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.