Cro­nos

Historia de Iberia Vieja - - SUMARIO -

DE VEZ EN CUAN­DO, la vi­da sub­te­rrá­nea de las ciu­da­des re­na­ce de sus ce­ni­zas. Si en Ber­lín los tú­ne­les de la gue­rra son una atrac­ción tu­rís­ti­ca de pri­mer or­den, al igual que las ca­ta­cum­bas de París, en Ma­drid po­de­mos po­ner­nos en la piel de un pa­sa­je­ro del vie­jo me­tro en la es­ta­ción de Cham­be­rí. En la ac­tua­li­dad, va­rias ru­tas ofre­cen a los vi­si­tan­tes con­tem­plar có­mo eran las es­ta­cio­nes fan­tas­ma de Bar­ce­lo­na. El éxi­to es­tá sien­do abru­ma­dor.

¿Y qué de­cir de la ima­gen que acom­pa­ña es­tas lí­neas? Co­rres­pon­de a una ga­le­ría co­mer­cial en Bar­ce­lo­na, la

Avenida de la Luz, que per­ma­ne­ció abier­ta en­tre 1940 y 1990. En­tre la pla­za de Cataluña, la ca­lle de Bal­mes y la ca­lle de Ver­ga­ra, es­ta su­per­fi­cie, que ro­za­ba los 2000 m2, apro­ve­chó las ins­ta­la­cio­nes de los Fe­rro­ca­rri­les de la Ge­ne­ra­li­dad de Cataluña pa­ra asom­bro de sus vi­si­tan­tes, que en­con­tra­ban en ellas sas­tre­rías, per­fu­me­rías, ba­za­res de to­do ti­po y has­ta un ci­ne, que se inau­gu­ró con un pro­gra­ma de­di­ca­do a Walt Dis­ney.

Obra de Jau­me Sa­ba­té Qui­xal, quien so­ña­ba con unir la Pla­za de Cataluña con la de Ur­qui­nao­na, su de­ca­den­cia fue ya im­pa­ra­ble a par­tir de los años ochen­ta del pa­sa­do siglo; y, si hoy re­su­ci­ta, es gra­cias a li­bros co­mo la Guía de la

Cataluña má­gi­ca (Lu­ciér­na­ga, 2017), en la que el pe­rio­dis­ta Carlos Me­sa re­cu­pe­ra ce­men­te­rios de leyenda, es­ta­cio­nes de me­tro fan­tas­ma o nues­tra Avenida de la Luz.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.