Gi­bral­tar Tres si­glos de con­tro­ver­sia

Historia de Iberia Vieja - - TEMA DEL MES -

El Rey Ca­tó­li­co, por sí y sus he­re­de­ros y su­ce­so­res, ce­de por es­te Tra­ta­do a la Co­ro­na de Gran Bre­ta­ña la ple­na y en­te­ra pro­pie­dad de la ciu­dad y cas­ti­llo de Gi­bral­tar, jun­ta­men­te con su puerto, de­fen­sas y for­ta­le­zas que le per­te­ne­cen, dan­do la di­cha pro­pie­dad ab­so­lu­ta­men­te pa­ra que la ten­ga y go­ce con en­te­ro de­re­cho y pa­ra siem­pre, sin ex­cep­ción ni im­pe­di­men­to al­guno”. Así da co­mien­zo el frag­men­to del tra­ta­do con­sa­gra­do al te­rri­to­rio de Gi­bral­tar den­tro de los lla­ma­dos Tra­ta­dos de Utrecht.

El 13 de julio de 1713, los re­pre­sen­tan­tes es­pa­ño­les del rey Fe­li­pe V con­ce­dían que el Pe­ñón pa­sa­ra a ma­nos bri­tá­ni­cas, jun­to a Me­nor­ca y sig­ni­fi­ca­ti­vas pre­ben­das pa­ra sus in­tere­ses co­mer­cia­les en las In­dias, es­pe­cí­fi­ca­men­te so­bre la tra­ta de es­cla­vos, que te­nía en el co­no­ci­do co­mo Asien­to de Ne­gros su prin­ci­pal ga­nan­cia –con­sis­ten­te es­te en el de­re­cho de In­gla­te­rra de tra­fi­car con 4.800 es­cla­vos ne­gros du­ran­te un pe­rio­do de 30 años. Se ini­cia­ba un con­flic­to que du­ra ya más de tres si­glos y que más allá de los com­po­nen­tes re­fe­ri­dos a las iden­ti­da­des na­cio­na­les y te­rri­to­ria­les, ob­ser­va in­gre­dien­tes geo­es­tra­té­gi­cos y eco­nó­mi­cos al me­nos igual de im­por­tan­tes.

Al­go más de una dé­ca­da an­tes de la fir­ma de ce­sión de Gi­bral­tar, en 1701, se ha­bía fir­ma­do entre In­gla­te­rra, las Pro­vin­cias Uni­das de los Paí­ses Ba­jos y el Sacro Im­pe­rio Ro­mano el lla­ma­do Tra­ta­do de La Ha­ya, cu­yos tér­mi­nos prin­ci­pa­les su­po­nían un com­pro­mi­so de desa­rro­llar una po­lí­ti­ca con­jun­ta entre los fir­man­tes pa­ra evi­tar que se unie­ran Es­pa­ña y Francia en un go­bierno co­mún, lo que des­ni­ve­la­ría los po­de­res de las na­cio­nes eu­ro­peas, rom­pien­do la “ba­lan­za de po­der” con­se­gui­da me­dio si­glo an­tes mer­ced a la Paz de West­fa­lia, fir­ma­da en 1648. La po­si­bi­li­dad de que se pro­du­je­ra es­te víncu­lo era muy ve­ro­sí­mil, en tan­to que el 1 de no­viem­bre del año 1700 ha­bía fa­lle­ci­do el rey es­pa­ñol, per­te­ne­cien­te a la Ca­sa de los Habs­bur­go, Car­los II, sin des­cen­den­cia. La aper­tu­ra de su tes­ta­men­to re­ve­la­ba la elec­ción de su su­ce­sor, Fe­li­pe de An­jou, a la sa­zón nie­to del mo­nar­ca fran­cés Luis XIV. Pe­se a que en el tes­ta­men­to se se­ña­la­ba la prohi­bi­ción de la unión de las dos co­ro­nas en una so­la, cier­tas apre­cia­cio­nes pos­te­rio­res

del rey ga­lo re­fe­ri­das a la opor­tu­ni­dad de tal unión des­per­ta­ron las alar­mas de sus ad­ver­sa­rios eu­ro­peos.

GUE­RRA AN­TES DE LA EN­TRE­GA

Co­mo no es ob­je­to de es­tas pá­gi­nas la des­crip­ción ni el aná­li­sis de la Gue­rra de Su­ce­sión, mu­chas otras ve­ces tra­ta­das, sino las con­se­cuen­cias de la mis­ma en for­ma del Tra­ta­do de Utrecht, es­pe­cí­fi­ca­men­te la en­tre­ga de Gi­bral­tar, di­re­mos que la re­so­lu­ción de la mis­ma de­jó sa­tis­fe­chos a to­dos y a nin­guno, en tan­to que su­pu­so la acep­ta­ción de Fe­li­pe de An­jou co­mo rey es­pa­ñol, pe­ro tam­bién la ga­ran­tía de que Es­pa­ña y Francia no se con­ver­ti­rían po­lí­ti­ca­men­te en una so­la ade­más de re­ci­bir Gran Bre­ta­ña di­ver­sos em­pla­za­mien­tos es­tra­té­gi­cos, Gi­bral­tar entre ellos.

Pe­ro an­tes, pa­ra com­pren­der el fu­tu­ro de­sa­rro­llo de los he­chos, hay que te­ner en cuen­ta un acon­te­ci­mien­to bé­li­co acae­ci­do en el de­sa­rro­llo de es­ta gue­rra, la to­ma de Gi­bral­tar por los bri­tá­ni­cos y el pos­te­rior ase­dio his­pano-fran­cés pa­ra re­con­quis­tar­lo. El pe­ñón se po­nía en el ma­pa del con­flic­to. El 1 de agos­to de 1704, las fuer­zas an­glo­ho­lan­de­sas, al frente de las cua­les es­ta­ban el al­mi­ran­te Roo­ke y el Prín­ci­pe de Hes­se-Darms­tadt, al­can­za­ban la Bahía de

El 1 de agos­to de 1704, las fuer­zas an­glo­ho­lan­de­sas al­can­za­ban la Bahía de Al­ge­ci­ras, frente a Gi­bral­tar

So­bre es­tas lí­neas, Fe­li­pe V; arri­ba a la de­re­cha, por­ta­da del tra­ta­do de Utrecht.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.