En­tre­vis­ta con...

Son­so­les Ónega

Historia de Iberia Vieja - - SUMARIO -

Su ros­tro es uno de los más po­pu­la­res del país. Sus cró­ni­cas han he­cho his­to­ria y aho­ra ha vuel­to a de­jar hue­lla al ga­nar uno de los ga­lar­do­nes li­te­ra­rios más im­por­tan­tes, el pre­mio Fer­nan­do La­ra. En Des­pués del amor (Planeta, 2017) cuen­ta una his­to­ria real ocu­rri­da en 1933, cuan­do en España es­tá­ba­mos en ple­na Re­pú­bli­ca pe­ro co­rrían ai­res que apun­ta­ban a la in­me­dia­ta Gue­rra Ci­vil y la II Gue­rra Mun­dial ya es­ta­ba en cier­nes. Es la his­to­ria de Car­men, que se enamo­ra de uno de los per­so­na­jes más re­le­van­tes en la Ca­ta­lu­ña de en­ton­ces. Una his­to­ria de la que nun­ca se ha­bía sa­bi­do… ¡has­ta aho­ra!

Di­ces al co­mien­zo de tu no­ve­la que só­lo P hay una vi­da, que no hay prue­bas.

No hay en­sa­yos. Ca­da mañana la vi­da nos R sor­pen­de, co­mo le pa­sa a la pro­ta­go­nis­ta de es­ta no­ve­la. Ella pien­sa que es­tá vi­vien­do su pro­pia no­ve­la.

P No hay en­sa­yos, pe­ro si hay no­ve­las co­mo la tuya. No sa­bía­mos de Car­men Tri­lla, la pro­ta­go­nis­ta, pe­ro es un per­so­na­je real.

Sí. Es una his­to­ria ba­sa­da en he­chos reales R en la que se re­co­rre su amor con Fe­de­ri­co Es­co­fet, que tam­bién exis­tió y que era en­ton­ces un “man­da­más” de la Ge­ne­ra­li­tat de Ca­ta­lun­ya de los años 30. Na­rro ca­da es­ta­ción de su his­to­ria de amor con Car­men, una his­to­ria que ha­bía que res­ca­tar del ol­vi­do.

¿Có­mo co­no­cis­te es­ta his­to­ria? P

Ca­si de ca­sua­li­dad, co­mo ocu­rren mu­chas R co­sas. Me ha­bla­ron de dos her­ma­nas ge­me­las cu­ya ma­dre ha­bía vi­vi­do una his­to­ria apa­sio­nan­te y dig­na de ser con­ta­da. Cuan­do co­no­cí aque­lla his­to­ria es­ta­ba a pun­to de sa­car mi an­te­rior no­ve­la… No te­nía ga­nas de me­ter­me en be­ren­je­na­les pe­ro las es­cu­ché. Ha­bía al­go en la his­to­ria que per­ma­nen­te­men­te me per­se­guía, era tan her­mo­sa... A par­tir de ahí me pu­se ma­nos a la obra.

Una his­to­ria que co­mien­za en un P va­gón de tren.

El 27 de sep­tiem­bre de 1933. En un tren R ca­mino de la Ga­rri­ga. Car­men Tri­lla co­ge ese tren hu­yen­do, en­tre otras co­sas, del do­lor que le pro­du­ce su ma­tri­mo­nio. En el mis­mo va­gón via­ja­ba Fe­de­ri­co Es­co­fet. En­tre am­bos co­mien­za en­ton­ces una gran his­to­ria de amor.

Te lo ha­brán pre­gun­ta­do mil ve­ces, P pe­ro vas a per­mi­tir­me ha­cer­lo… ¿En qué se pa­re­cía aque­lla épo­ca a es­ta?

Por la cer­ca­nía de los he­chos no R pue­de evi­tar pen­sar­se eso, pe­ro, aun­que en aque­lla épo­ca Ca­ta­lu­ña de­cla­ró uni­la­te­ral­men­te su in­de­pen­den­cia, no hay tan­tas co­ne­xio­nes. Ese cli­ma de ten­sión no exis­te. Hay un en­fren­ta­mien­to, pe­ro no es­ta­mos en los mis­mos es­ce­na­rios. Cuan­do en 1931 Ca­ta­lu­ña de­ci­dió te­ner su es­ta­tu­to, tam­bién se de­ci­dió re­ba­jar­lo, pe­ro se dia­lo­gó. ¡No pa­sa na­da! No hu­bo la sor­de­ra que hay aho­ra. En­ton­ces se en­ten­die­ron. Aquel cli­ma de diá­lo­go te­ne­mos que mi­rar­lo de vez en cuan­do.

La gran pro­ta­go­nis­ta del li­bro es P Car­men Tri­lla. ¿Qué po­de­mos de­cir de ella?

Las mu­je­res de aque­llos años eran R pre­sas de su tiem­po. Ella lu­chó con­tra to­do lo que le ve­nía im­pues­to en una sociedad en la que a las mu­je­res no les de­ja­ban mu­chas co­sas. Hay una par­te de la no­ve­la en la cual hay un co­rri­llo de hom­bres en­tre quie­nes es­tá Car­men y su ma­ri­do. Ella ha­bla de po­lí­ti­ca y da su opi­nión. ¡Él la ful­mi­na con la mi­ra­da! Era lo es­ta­ble­ci­do. La mu­jer no po­día opi­nar. Era lo que flo­ta­ba en los am­bien­tes de aque­lla épo­ca.

Y eso que, pe­se a esa su­mi­sión que P exis­tía pa­ra la mu­jer, era una épo­ca en la que se es­ta­ban con­si­guien­do de­ter­mi­na­das co­sas.

Des­pués lle­gó la dic­ta­du­ra, y la fal­ta R de li­ber­tad pa­ra ellas, bueno, pa­ra to­dos, pe­ro las mu­je­res siem­pre lo han su­fri­do más. Con la lle­ga­da de la de­mo­cra­cia hu­bo que em­pe­zar de ce­ro otra vez. Las cir­cuns­tan­cias de ca­da uno mol­dean al per­so­na­je, y en es­te caso a Car­men tam­bién. Esa fue una de las co­sas que me se­du­jo, aun­que la his­to­ria de Car­men, ade­más de una his­to­ria de amor, es tam­bién la his­to­ria de un su­fri­mien­to, la his­to­ria de una mu­jer que quie­re ser fe­liz… De he­cho ella se divorcia. Pe­ro te di­ré al­go: él nun­ca se di­vor­ció. Ella que­ría vi­vir su his­to­ria li­bre de ata­du­ras. Él nun­ca lo hi­zo. Ella era una avan­za­da.

Y una lu­cha­do­ra, co­mo tú.

To­dos lo so­mos… ¡No nos que­da otra!

“Las mu­je­res de aque­llos años eran pre­sas. Mi pro­ta­go­nis­ta lu­chó con­tra to­do lo que le ve­nía im­pues­to pe­se a que la Re­pú­bli­ca traía ai­res de cam­bio”

Des­pués del amor SON­SO­LES ÓNEGA PLANETA. BAR­CE­LO­NA (2017). 592 PÁGS. 21,90 €.

Car­men Tri­lla y Fe­de­ri­co Es­co­fet

pro­ta­go­nis­tas de es­ta no­ve­la. son los

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.