Los cal­vi­nis­tas con­vo­ca­ron a la lu­cha a la Unión Pro­tes­tan­te pa­ra co­ro­nar a Federico y la re­vuel­ta se con­vir­tió en la Gue­rra de los 30 Años

Historia de Iberia Vieja - - LA BATALLA - Re­tra­to de Am­bro­sio Spí­no­la, CÓR­DO­BA CON­TRA MANSFELD Federico V,

ex­pi­ró la tre­gua con Ho­lan­da, por lo que de­bía vol­ver ur­gen­te­men­te a Flan­des pa­ra co­men­zar una nue­va gue­rra. Así, Spí­no­la par­tió con 10.500 sol­da­dos, pe­ro de­jó en el Rhin a Cór­do­ba con 17.000 hom­bres. La gue­rra con­ti­nua­ba ya que aún que­da­ban las tro­pas per­so­na­les de Federico del Pa­la­ti­na­do y sus mer­ce­na­rios an­glo­ho­lan­de­ses, unos 8.000 hom­bres ba­jo Sir Ho­ra­ce Ve­re. Sin em­bar­go, Cór­do­ba no pu­do go­zar de su su­pe­rio­ri­dad nu­mé­ri­ca, de­bi­do a la in­clu­sión de una tre­gua has­ta agos­to que le im­pe­día re­to­mar las hos­ti­li­da­des, y cuan­do el es­pa­ñol se pu­so en mar­cha ca­yó sobre él la ame­na­za de Ernst von Mansfeld: hi­jo bas­tar­do de un co­man­dan­te es­pa­ñol, ca­tó­li­co re­ne­ga­do y ca­pi­tán de mer­ce­na­rios, su di­vi­sa era “que­mar los cam­pos y ciu­da­des, ya que un pai­sano sin ca­sa se con­vier­te en sol­da­do”, yen­do a así a en­gro­sar su pro­pio ejér­ci­to. En 1618 ha­bía pe­ne­tra­do en Bohe­mia pa­ra que su pa­trón el Du­que de Sa­bo­ya fue­ra co­ro­na­do rey en Pra­ga. Fra­ca­san­do en sus ges­tio­nes, no obs­tan­te man­tu­vo ocu­pa­da la ciu­dad de Pil­sen, abs­te­nién­do­se a ayu­dar a los pro­tes­tan­tes bohe­mios que fue­ron aplas­ta­dos en 1620. El vic­to­rio­so T’ser­claes von Tilly, for­ma­do en la

ge­ne­ral de Flan­des. ca­pi­tán

el Rey de In­vierno, según el pin­cel de Ge­rrit van Hont­horst.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.