Car­los I arren­dó Ve­ne­zue­la a una fa­mi­lia de ban­que­ros ale­ma­nes?

Historia de Iberia Vieja - - EL AGENTE INTOXICADOR -

Las deu­das con­traí­das por Car­los I pa­ra dispu­tar con éxi­to el trono del Im­pe­rio Romano Ger­má­ni­co hi­zo que pi­die­ra prés­ta­mos a fa­mi­lias de ban­que­ros ale­ma­nes co­mo los Fug­ger y los Wel­ser de Augs­bur­go. Es­tos úl­ti­mos acep­ta­ron que el em­pe­ra­dor li­qui­da­ra la deu­da con pro­pie­da­des de la Corona. Car­los les ce­dió en arren­da­mien­to Ve­ne­zue­la (klein Ve­ne­dig, “pe­que­ña Ve­ne­cia” en ale­mán) en 1528, en vir­tud de la ca­pi­tu­la­ción de Ma­drid pa­ra que pu­die­ran ex­plo­tar el te­rri­to­rio en su be­ne­fi­cio. El con­tra­to exi­gía co­mo con­tra­par­ti­da que los ale­ma­nes fun­da­ran dos nue­vas ciu­da­des, tres for­ta­le­zas y que evan­ge­li­za­ran a los in­dios. An­te las sos­pe­chas de apo­yo a la re­for­ma lu­te­ra­na, Car­los I res­cin­dió el con­tra­to por in­cum­pli­mien­to en 1548.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.