Un hé­roe con cla­ros­cu­ros

DES­MI­TI­FI­CAN­DO A LAS CA­SAS SIN ES­TRI­DEN­CIAS

Historia y Vida - - LIBROS -

Pa­ra unos, Bar­to­lo­mé de las Ca­sas (1484-1566) fue el gran de­fen­sor de los na­ti­vos ame­ri­ca­nos fren­te a la bar­ba­rie de los con­quis­ta­do­res es­pa­ño­les. Otros, en cam­bio, le con­si­de­ran un des­equi­li­bra­do que ca­lum­nió a los co­lo­ni­za­do­res con sus pan­fle­tos. Des­de su muer­te, la po­lé­mi­ca en torno a su fi­gu­ra no ha ce­sa­do. ¿Se pue­de aña­dir al­go más? Ber­nat Her­nán­dez, pro­fe­sor de His­to­ria Mo­der­na en la Uni­ver­si­dad Au­tó­no­ma de Bar­ce­lo­na, ha con­se­gui­do lo que pa­re­cía im­po­si­ble. Su bio­gra­fía, den­tro de la co­lec­ción “Es­pa­ño­les emi­nen­tes”, de la edi­to­rial Tau­rus, po­see el sa­bor de lo nue­vo. No por­que des­cu­bra do­cu­men­ta­ción, sino por­que re­pa­sa ex­haus­ti­va­men­te la dis­po­ni­ble con cri­te­rios me­to­do­ló­gi­cos in­no­va­do­res. Las Ca­sas acos­tum­bra a ser vis­to co­mo un hé- roe so­li­ta­rio fren­te al po­der. Her­nán­dez, por el con­tra­rio, lo si­túa en el con­tex­to de la Igle­sia de la épo­ca, “den­tro de un nu­tri­do gru­po de frai­les, ju­ris­tas y teó­lo­gos del si­glo xvi que, en mu­chas oca­sio­nes de ma­ne­ra más lo­gra­da y sis­te­má­ti­ca que nues­tro do­mi­ni­co, lle­va­ron a ca­bo un plan so­bre las nue­vas con­di­cio­nes so­cia­les y le­ga­les del Nue­vo Mun­do”.

In­ter­pre­ta­ción equi­li­bra­da

Su fi­gu­ra, por otra par­te, ha ten­di­do a ser in­ter­pre­ta­da en cla­ve “iz­quier­dis­ta”. Sur­gió el mi­to del após­tol de la li­ber­tad. Her­nán­dez des­ha­ce es­ta in­ter­pre­ta­ción “pre­sen­tis­ta” al mos­trar a un hom­bre de su tiem­po, con va­lo­res que nos son aje­nos, co­mo la de­fen­sa de una so­cie­dad es­ta­men­tal. Pe­ro, so­bre to­do, el mé­ri­to prin­ci­pal del au­tor es la ecua­ni­mi­dad. Sin caer en la ha­gio­gra­fía, pre­sen­ta los as­pec­tos po­si­ti­vos del per­so­na­je, de su te­són co­mo lu­cha­dor a su bri­llan­tez in­te­lec­tual, re­fle­ja­da en sus es­cri­tos. Al mis­mo tiem­po, el lec­tor pue­de co­no­cer ras­gos dis­cu­ti­bles de Las Ca­sas, en es­pe­cial un ca­rác­ter po­co aman­te de los ma­ti­ces. Su vi­sión del mun­do era en blan­co y ne­gro.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.