¿CÓ­MO EN­TEN­DER A GIOR­GIO DE CHIRICO?

Se le ha de­fi­ni­do co­mo el “Kaf­ka del ar­te” por la di­men­sión me­ta­fí­si­ca que dio a su pin­tu­ra.

Historia y Vida - - EN EL FOCO - Isa­bel Mar­ga­rit

Na­ci­do en Gre­cia de pa­dres ita­lia­nos, Gior­gio de Chirico (1888-1978) era un “ti­po mór­bi­do y quis­qui­llo­so, úni­co pa­ra pin­tar imágenes ur­ba­nas que ha­blan de frus­tra­cio­nes, tensiones y me­mo­rias ri­tua­les”, se­gún el crí­ti­co Ro­bert Hug­hes. Fir­ma­ba obras con el nom­bre la­tino Pic­tor Op­ti­mus (“el me­jor pin­tor”), lo que re­ve­la su ta­lan­te egó­la­tra, re­afir­ma­do en sus con­tro­ver­ti­das Me­mo­rias. El con­tac­to con el pen­sa­mien­to de filósofos co­mo Scho­pen­hauer y Nietzs­che ins­pi­ró sus obras ini­cia­les, y fue Flo­ren­cia el es­ce­na­rio de su pri­mer cua­dro me­ta­fí­si­co: El enig­ma de una tar­de de oto­ño, fru­to de lo oní­ri­co. Y es que, co­mo de­cía Jung, fi­gu­ra cla­ve del psi­coa­ná­li­sis, el “as­pec­to fan­tas­mal” de las co­sas sur­gía en De Chirico de vi­sio­nes pro­ce­den­tes del in­cons­cien­te.

Desafío es­té­ti­co

La com­ple­ja, poé­ti­ca e in­quie­tan­te obra de Gior­gio de Chirico se ex­hi­be has­ta el 18 de fe­bre­ro en la se­de de Caixaforum Ma­drid. En esta mues­tra se rea­li­za un ex­haus­ti­vo re­pa­so a su tra­yec­to­ria, en la que con­vi­ven van­guar­dia y cla­si­cis­mo. El “mun­do” del ar­tis­ta se plas­ma tan­to en sus enig­má­ti­cos re­tra­tos co­mo en las pin­tu­ras de sus pla­zas de­sier­tas de im­pe­ca­ble ar­qui­tec­tu­ra italiana, sus tem­plos eri­gi­dos en me­dio de una ha­bi­ta­ción o sus de­sola­dos ma­ni­quíes que sim­bo­li­zan la des­hu­ma­ni­za­ción. Una con­cep­ción del ar­te desafiante que ins­pi­ró el Su­rrea­lis­mo, aun­que tam­bién ten­den­cias más con­tem­po­rá­neas, co­mo el Rea­lis­mo má­gi­co, el Pop Art o el ar­te con­cep­tual. La obra de De Chirico se dis­fru­ta, no se eti­que­ta.

PLA­ZA de Ita­lia con fuen­te, c. 1968. ABA­JO A LA IZQ­DA., Au­to­rre­tra­to con tra­je ne­gro (de­ta­lle), c. 1948-54. ABA­JO A LA DCHA., Gior­gio de Chirico en Mi­lán, 1971. EN LA PÁG. OPUES­TA, Edi­po y la es­fin­ge, 1968.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.