LOS ALIA­DOS Y LA MA­FIA

El go­bierno es­ta­dou­ni­den­se en­tra en tra­tos con Lucky Lu­ciano

Historia y Vida - - SICILIA -

EL IN­CEN­DIO DEL trans­atlán­ti­co SS Nor­man­die en los mue­lles de Nue­va York el 9 de fe­bre­ro de 1942 preo­cu­pó se­ria­men­te a las au­to­ri­da­des por­tua­rias nor­te­ame­ri­ca­nas, que te­mie­ron que fue­se la ac­ción de al­gu­na or­ga­ni­za­ción pro­fas­cis­ta es­ta­ble­ci­da en­tre la nu­me­ro­sa co­lo­nia ita­loa­me­ri­ca­na.

PA­RA EVI­TAR QUE se pro­du­je­ra al­go pa­re­ci­do, la Ofi­ci­na de In­te­li­gen­cia Na­val con­tac­tó con va­rios miem­bros de la Ma­fia has­ta lle­gar a Char­lie “Lucky” Lu­ciano, por en­ton­ces con­de­na­do a 35 años de re­clu­sión (arri­ba, en el cen­tro, en Roma en una ima­gen sin da­tar). Los re­sul­ta­dos, a cam­bio de me­jo­ras car­ce­la­rias, fue­ron bue­nos.

AL PLAN­TEAR­SE la Ope­ra­ción Husky, la fal­ta de un co­no­ci­mien­to ve­raz de la cos­ta si­ci­lia­na y el mie­do a una fuer­te re­sis­ten­cia de la po­bla­ción lle­va­ron a tan­tear de nue­vo al ma­fio­so, que no du­dó en pres­tar su co­la­bo­ ra­ción a tra­vés de su, por en­ton­ces, mano de­re­cha: Me­yer Lansky. No so­lo se pre­sen­ta­rían vo­lun­ta­rios mu­chos si­ci­lia­nos pa­ra ayu­dar a per­fec­cio­nar los ma­pas con que con­ta­ban los nor­te­ame­ri­ca­nos, sino que se ela­bo­ra­ron lis­tas de per­so­nas a con­tac­tar en la is­la una vez se hu­bie­ra pro­du­ci­do el des­em­bar­co. El pro­pio Lu­ciano se ofre­ció vo­lun­ta­rio pa­ra in­cor­po­rar­se a las fuer­zas de in­va­sión, pues creía que su me­ra pre­sen­cia ha­ría que la po­bla­ción ci­vil los apo­ya­se, pe­ro la pro­pues­ta fue re­cha­za­da.

LOS BRI­TÁ­NI­COS HI­CIE­RON al­go si­mi­lar, aun­que con mu­cho me­nos éxi­to: su co­lo­nia si­ci­lia­na era mu­cho me­nor.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.