CAR­TA DEL MES

Historia y Vida - - CARTAS -

LA RE­CIEN­TE VER­SIÓN ci­ne­ma­to­grá­fi­ca de La ga­vio­ta [hyv 606, a la dcha.] me ha re­cor­da­do la his­to­ria de es­ta obra de Ché­jov, que tan po­co pro­me­tía en su es­treno en San Pe­ters­bur­go en 1896. Por lo vis­to, la fun­ción fue un fra­ca­so so­na­do. El au­tor lle­gó a pen­sar en aban­do­nar la dra­ma­tur­gia, y le cos­tó creer en el éxi­to que le de­cían que es­ta­ban co­se­chan­do las sub­si­guien­tes re­pre­sen­ta­cio­nes, en es­pe­cial, las que co­rrie­ron a car­go de Kons­tan­tin Sta­nis­lavs­ki y su Tea­tro de Ar­te de Moscú. La com­pa­ñía, re­cién crea­da, la lle­vó al es­ce­na­rio en 1898. La pre­sión an­te el de­but era tal que la ma­yo­ría de los ac­to­res tu­vie­ron que so­se­gar­se en­tre bas­ti­do­res con go­tas de va­le­ria­na. El triun­fo in­con­tes­ta­ble de la fun­ción res­tau­ró los áni­mos de Ché­jov: po­co des­pués es­cri­bía Tío Va­nia y la con­fia­ba a la com­pa­ñía de Sta­nis­lavs­ki pa­ra su pues­ta en es­ce­na. Ana M. Se­gu­ra

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.