EL AMU­LE­TO DE LA BAI­LA­RI­NA

Historia y Vida - - VIETNAM -

¿CUÁL ES SU ORI­GEN?

Los enanos pa­te­cos eran hi­jos del dios Ptah, pa­trón de Men­fis y ar­tí­fi­ce del cos­mos. Es­tas di­vi­ni­da­des com­par­tían con su pro­ge­ni­tor el ras­go crea­dor, so­lo que en el te­rreno de la ac­ti­vi­dad ar­tís­ti­ca: tu­te­la­ban a los ar­te­sa­nos, en es­pe­cial a los ce­ra­mis­tas y los joyeros. Es­te amu­le­to con­cre­to, un enano pa­te­co pan­teo rea­li­za­do en fa­yen­za (una lo­za es­mal­ta­da) du­ran­te la Ba­ja Épo­ca, mues­tra va­rios ele­men­tos de ca­rác­ter di­vino: un escarabajo en la ca­be­za, una dio­sa ala­da con tes­ta de león en la es­pal­da y la re­pre­sen­ta­ción en la ba­se del ojo sa­gra­do ud­jat (el co­no­ci­do co­mo ojo de Ho­rus, un tí­pi­co sím­bo­lo de pro­tec­ción y sa­lud).

¿QUIÉN LO TU­VO?

Fue uno de los ob­je­tos que ate­so­ró Na­ta­cha Ram­bo­va (1897-1966), una es­ta­dou­ni­den­se acau­da­la­da que for­mó par­te del Ba­llet Im­pe­rial Ru­so de Theo­do­re Kos­loff y, más tar­de, di­se­ñó ves­tua­rio en pe­lí­cu­las de Ce­cil B. De­mi­lle. En Holly­wood co­no­ció al que se­ría su marido en­tre 1922 y 1926, la es­tre­lla Ro­dol­fo Valentino (am­bos arri­ba). Tras la rup­tu­ra, se con­sa­gró al es­tu­dio de re­li­gio­nes an­ti­guas. En esa épo­ca se in­tere­só por Egip­to e ini­ció su im­por­tan­te co­lec­ción, cu­yas pie­zas con­ser­van hoy dis­tin­tos mu­seos, en­tre ellos, el Mu­seu Egip­ci.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.