OPI­NIÓN

Hobby Consolas - - ANÁLISIS - Por Al­ber­to Llo­ret @Al­ber­to­llo­retpm

No in­ven­ta na­da, re­mi­te en ex­ce­so al ori­gi­nal y no cuen­ta con un apar­ta­do au­dio­vi­sual im­pac­tan­te, ade­más de re­sul­tar re­pe­ti­ti­vo... Pe­ro no im­por­ta cuan­do te lías la man­ta a la ca­be­za en com­pa­ñía de tres ami­gos, que es don­de bri­lla. La cla­ve aquí es que se han in­tro­du­ci­do mu­chos más ti­pos de enemi­gos, ani­ma­les in­clui­dos, que irán cre­cien­do tan­to en ta­ma­ño co­mo en nú­me­ro, du­re­za y di­fi­cul­tad. Por suer­te, con­ta­mos con más op­cio­nes para per­so­na­li­zar a nues­tro gue­rre­ro (po­de­mos equipar más­ca­ras, ro­di­lle­ras...). Ju­gan­do en coo­pe­ra­ti­vo, apar­te de dis­mi­nuir el nú­me­ro de ob­je­tos de ayu­da, la ex­pe­rien­cia re­sul­ta mu­cho más di­ver­ti­da, ya que nos obli­ga a coor­di­nar­nos con otros ju­ga­do­res y la sen­sa­ción de ham­bru­na y sed ga­na pre­sen­cia. Eso sí, na­da im­pi­de que sus es­ce­na­rios alea­to­rios y con ci­clo día-no­che sean re­pe­ti­ti­vos, o que la mú­si­ca bri­lle por su au­sen­cia. Di­ver­ti­do, si jue­gas con ami­gos...

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.