Au­to­ma­ti­za­ción y do­mó­ti­ca

El sec­tor ho­te­le­ro ne­ce­si­ta se­guir apos­tan­do por la reha­bi­li­ta­ción pa­ra me­jo­rar el con­fort de sus clien­tes y el aho­rro en su fac­tu­ra eléc­tri­ca. Du­ran­te 2015 el sec­tor ha in­ver­ti­do en me­jo­ras subs­tan­cia­les de sus ins­ta­la­cio­nes y es­ta ten­den­cia pro­si­gue, au

Hosteleria, Design, Equipment, Foodservice y Beverage - - SUMARIO -

Hay cua­tro ám­bi­tos prin­ci­pa­les don­de ayu­da la tec­no­lo­gía: el con­fort, la se­gu­ri­dad, aho­rros ener­gé­ti­cos y co­mu­ni­ca­bi­li­dad. La tec­no­lo­gía y en con­cre­to el con­trol y la au­to­ma­ti­za­ción apor­ta co­mo­di­dad pues­to que au­to­ma­ti­za­mos ta­reas sin te­ner que ha­cer­las no­so­tros mis­mos, co­mo se­ría en­cen­der las lu­ces del pa­si­llo sin te­ner que pul­sar un bo­tón, o do­tan­do de un sis­te­ma de cli­ma­ti­za­ción in­te­li­gen­te pa­ra sen­tir ma­yor con­fort en tem­pe­ra­tu­ra. Si ha­bla­mos de aho­rros ener­gé­ti­cos, la “in­te­li­gen­cia” que nos apor­ta un sis­te­ma de au­to­ma­ti­za­ción ayu­da a op­ti­mi­zar el gas­to, co­mo por ejem­plo apa­gar au­to­má­ti­ca­men­te las lu­ces de una ha­bi­ta­ción o una sa­la po­li­va­len­te cuan­do ya no hay na­die. So­bre to­do una bue­na gestión de la cli­ma­ti­za­ción nos pue­de apor­tar unos aho­rros po­ten­cia­les muy grandes.

En cuan­to a la se­gu­ri­dad, la tec­no­lo­gía nos pue­de avi­sar de an­te­mano an­te fu­gas de agua o in­cen­dios, cor­tan­do la en­tra­da de agua o se­ña­li­zan­doe ilu­mi­nan­do co­rrec­ta­men­te en ca­so de eva­cua­ción. La ca­li­dad de la ener­gía tam­bién es al­can­za­da gra­cias a la tec­no­lo­gía.

Co­mo in­ver­sión siem­pre es in­tere­san­te ins­ta­lar sis­te­mas de con­trol y au­to­ma­ti­za­ción, so­bre­to­do en edi­fi­cios ter­cia­rios y ho­te­les, pues­to que son edi­fi­cios con mu­cho gas­to de re­cur­sos, re­cur­sos ener­gé­ti­cos y con una im­por­tan­te hue­lla me­dioam­bien­tal. Es­tos sis­te­mas nos ayu­dan a re­du­cir es­te ti­po de im­pac­to eco­ló­gi­co pues­to que rea­li­zan fun­cio­nes au­to­má­ti­ca­men­te pa­ra op­ti­mi­zar el con­su­mo de re­cur­sos. El tiem­po de amor­ti­za­ción de­pen­de del ti­po de ins­ta­la­ción y del ti­po de so­lu­ción. Un buen pla­ni­fi­ca­dor sa­brá có­mo equi­li­brar el gas­to en in­ver­sión pa­ra amor­ti­zar en po­co tiem­po. En el me­jor de los ca­sos se amor­ti­za en 2 años, pe­ro sue­le ser ren­ta­ble si se amor­ti­za de 2 a 6 años.

So­lu­cio­nes de ilu­mi­na­ción

En ge­ne­ral, los aho­rros po­ten­cia­les en ilu­mi­na­ción pue­den lle­gar a ser más del 60%. El me­jor ase­sor siem­pre se­rá una in­ge­nie­ría ca­paz de pla­ni­fi­car la so­lu­ción en au­to­ma­ti­za­ción y con­trol, el cual tam­bién ha­rán un se­gui­mien­to de la obra. És­tos, a su vez, se de­jan ase­so­rar por el fa­bri­can­te que es el co­no­ce bien las so­lu­cio­nes y to­das sus es­pe­ci­fi­ca­cio­nes téc­ni­cas.

En las zo­nas co­mu­nes dis­tin­gui­mos en­tre sa­las po­li­va­len­tes y pa­si­llos. En los pa­si­llos uti­li­za­re­mos sen­so­res de mo­vi­mien­to que deben co­lo­car­se y pro­gra­mar­se co­rrec­ta­men­te pa­ra que en­cien­dan las lu­ces tan só­lo cuan­do el usua­rio pa­se, pe­ro siem­pre si mos­trar

de­ma­sia­do el “efec­to pa­si­llo”, que es esa sen­sa­ción de que se van en­cen­dien­do las lu­ces a tu pa­so. En las zo­nas co­mu­nes co­mo sa­las de con­gre­sos po­de­mos re­gu­lar la luz pa­ra op­ti­mi­zar só­lo el ni­vel de luz ne­ce­sa­rio, co­mo por ejem­plo ba­jar el ni­vel a un 15% si es­ta­mos vien­do una pre­sen­ta­ción o au­dio­vi­sua­les. Es­ta mis­ma re­gu­la­ción, com­bi­na­da con sen­so­res de pre­sen­cia y lu­mi­no­si­dad, la po­dre­mos usar pa­ra apro­ve­char el apor­te de luz na­tu­ral, a la vez que per­mi­ti­rá apa­gar la luz cuan­do no ha­ya na­die en la sa­la des­pués de un tiem­po pru­den­cial.

En las ha­bi­ta­cio­nes las so­lu­cio­nes de ilu­mi­na­ción so­bre­to­do nos sir­ven pa­ra re­crear es­ce­nas de en­tra­da cuan­do el usua­rio en­tra y apa­gar las lu­ces cuan­do no hay na­die, de nue­vo usan­do la so­lu­ción VKC (Vir­tual Key Card) pa­ra ase­gu­rar­se que no han de­ja­do una tar­je­ta pues­ta en el tar­je­te­ro. Otras so­lu­cio­nes pa­ra el con­fort del hués­ped se ba­san en lan­zar es­ce­nas de ilu­mi­na­ción a su en­tra­da o per­mi­tir apa­gar to­das las lu­ces al acos­tar­se des­de un mis­mo pul­sa­dor.

So­lu­cio­nes pa­ra la cli­ma­ti­za­ción

De nue­vo ve­re­mos las di­fe­ren­cias en­tre zo­nas co­mu­nes y ha­bi­ta­cio­nes:

Zo­nas co­mu­nes: Es muy im­por­tan­te una gestión efi­cien­te me­dian­te ter­mos­ta­tos in­te­li­gen­tes, ca­pa­ces de im­ple­men­tar al­go­rit­mos al­ta­men­te efi­cien­tes co­mo el PI. Ade­más el con­trol por pre­sen­cia en sa­las de con­gre­sos y co­me­do­res nos per­mi­ti­rán te­ner el má­xi­mo aho­rro cuan­do aban­do­ne­mos las sa­las, sin te­ner que es­pe­rar que la per­so­na de man­te­ni­mien­to­pa­se a cam­biar el mo­do de cli­ma­ti­za­ción.

Ha­bi­ta­cio­nes: Pa­ra el pro­pie­ta­rio del ho­tel es muy im­por­tan­te co­no­cer per­fec­ta­men­te si el hués­ped es­tá o no en la ha­bi­ta­ción, y no siem­pre po­de­mos fiar­nos del tar­je­te­ro, por esos las so­lu­cio­nes VKC nos per­mi­ten co­no­cer la ocu­pa­ción pa­ra cam­biar el cli­ma en mo­do “stand-by” y ob­te­ner el má­xi­mo aho­rro. Del mis­mo mo­do con es­tos sis­te­mas de­ci­di­re­mos si hay que cam­biar el mo­do de cli­ma­ti­za­ción si el usua­rio abre la ven­ta­na, pu­dién­do­lo ha­cer au­to­má­ti­ca­men­te con un sis­te­ma de con­trol. Con los sis­te­mas de au­to­ma­ti­za­ción y con­trol apli­ca­das a ho­te­les po­de­mos en­con­trar otras fun­cio­na­li­da­des que no tan só­lo nos apor­tan po­si­bles aho­rros en ilu­mi­na­ción y cli­ma­ti­za­ción, sino que po­de­mos dar al usua­rio un ma­yor con­fort y una me­jor ex­pe­rien­cia, ade­más de fa­ci­li­tar al personal de man­te­ni­mien­to y re­cep­ción en el desa­rro­llo de sus ta­reas. Des­de re­cep­ción, con un soft­wa­re de gestión po­de­mos com­pro­bar la ocu­pa­ción de las ha­bi­ta­cio­nes (usan­do el sis­te­ma VKC) ade­más de com­pro­bar o po­der ges­tio­nar el mo­do de cli­ma­ti­za­ción. Po­de­mos ver tam­bién si la per­so­na ha pe­di­do lim­piar la ha­bi­ta­ción (MUR), o si ha so­li­ci­ta­do no ser mo­les­ta­do (DND), con lo que po­de­mos ges­tio­nar de un mo­do más efi­cien­te al personal de lim­pie­za y man­te­ni­mien­to.

MyHOME Ho­tel y GRMS (Guest Room Ma­na­ge­ment Sys­tem)

Le­grand ofre­ce co­mo no­ve­dad so­lu­cio­nes adap­ta­das pa­ra el ho­tel. Es­tas so­lu­cio­nes pa­san por la ofer­ta MyHOME Ho­tel y por el nue­vo sis­te­ma GRMS (Guest Room Ma­na­ge­ment Sys­tem) con el es­tán­dar KNX. Con es­tos sis­te­mas te­ne­mos un con­trol de las ha­bi­ta­cio­nes to­tal, pu­dien­do au­to­ma­ti­zar el cli­ma y la ilu­mi­na­ción se­gún si el usua­rio se en­cuen­tra o no en la ha­bi­ta­ción. Gra­cias a un lec­tor de tar­je­tas RFID o a un de­tec­tor de mo­vi­mien­to que in­cor­po­ra una “in­te­li­gen­cia” lla­ma­da VKC (Vir­tual Key Card), nos ase­gu­ra­mos que el cli­ma de las ha­bi­ta­cio­nes se po­nen en mo­do “stand-by” pa­ra op­ti­mi­zar tan­to el con­su­mo eléc­tri­co co­mo ga­ran­ti­zar el con­fort del usua­rio.

Las so­lu­cio­nes de Le­grand pa­ra la au­to­ma­ti­za­ción del ho­tel son com­ple­tas ya que abar­can to­das las fun­cio­nes re­que­ri­das en ilu­mi­na­ción, gestión del cli­ma, es­ce­nas, ocu­pa­ción y su­per­vi­sión re­mo­ta de ca­da una de las ha­bi­ta­cio­nes pa­ra te­ner el con­trol des­de re­cep­ción. Con el soft­wa­re “Ho­tel Su­per­vi­sor” se pue­de vi­sua­li­zar la ocu­pa­ción de las ha­bi­ta­ción, y si en una ha­bi­ta­ción no hay na­die se apa­gan las lu­ces y el cli­ma se si­túa en mo­do “standby”.

Cuan­do el usua­rio en­tra en la ha­bi­ta­ción dis­po­ne de su tar­je­ta RFID con la que pue­de abrir la puer­ta y usa­rá pa­ra ac­ti­var la es­ce­na de en­tra­da, con un en­cen­di­do de cor­te­sía de la ilu­mi­na­ción y la pues­ta en mar­cha del mo­do con­fort en el cli­ma. Esa tar­je­ta, al ser de ti­po RFID, ase­gu­ra que la per­so­na de­be in­tro­du­cir tan só­lo esa tar­je­ta en el re­te­ne­dor RFID, sin po­der usar cual­quier otra tar­je­ta ex­ter­na.

Gra­cias a los pul­sa­do­res MUR y DND (“Ma­ke Up Room” y “Do Not Dis­turb”), avi­sa­mos directamente a re­cep­ción que no que­re­mos ser mo­les­ta­dos o que que­re­mos que ven­gan a lim­piar la ha­bi­ta­ción. To­dos es­tos sis­te­mas ha­cen que la es­tan­cia del usua­rio sea lo más có­mo­da po­si­ble y que el pro­pie­ta­rio del ho­tel ten­ga el mí­ni­mo de gas­to en ener­gía y personal, te­nién­do­lo to­do con­tro­la­do des­de re­cep­ción. Las ven­ta­jas que po­de­mos con­se­guir gra­cias a es­tos sis­te­mas son siem­pre re­la­cio­na­das con cua­tro ám­bi­tos: Aho­rros ener­gé­ti­cos po­ten­cia­les al­tos, re­duc­ción del im­pac­to eco­ló­gi­co, con­fort y se­gu­ri­dad pa­ra los hués­pe­des y fa­ci­li­tar el man­te­ni­mien­to, pa­ra una re­duc­ción de gas­tos de personal pa­ra el pro­pie­ta­rio del ho­tel. Las no­ve­da­des que po­de­mos en­con­trar en so­lu­cio­nes pa­ra con­trol y au­to­ma­ti­za­ción en los Ho­te­les, gra­cias al Sis­te­ma MyHOME Ho­tel de Le­grand son: El soft­wa­re de gestión y con­trol de di­chos sis­te­mas des­de re­cep­ción

El sis­te­ma pa­ra la com­pro­ba­ción de la ocu­pa­ción VKC (Vir­tual Key Card)

El app pa­ra smatp­ho­ne y ta­blet pa­ra el personal de lim­pie­za y man­te­ni­mien­to. El con­trol de ac­ce­sos uni­dos a los dis­tin­tos sis­te­mas ya men­cio­na­dos. Las ten­den­cias hoy en día si­guen la lí­nea de las no­ve­da­des. Los pro­pie­ta­rios de los ho­te­les bus­can un ma­yor aho­rro ener­gé­ti­co con lo que pi­den una gestión efi cien­te de la ocu­pa­ción (VKC). Por otro la­do pri­ma el con­fort y la se­gu­ri­dad de sus hués­pe­des con lo que el con­trol del cli­ma óp­ti­mo y una bue­na gestión de la ilu­mi­na­ción, con es­ce­nas de bien­ve­ni­da y no­che sue­len ser re­que­ri­das.

Por otro la­do la ten­den­cia es te­ner el con­trol de to­do me­dian­te un pun­to de con­trol con un or­de­na­dor o ta­blet, y ser ca­pa­ces de ges­tio­nar­lo to­do con al­gún ti­po de dis­po­si­ti­vo mó­vil co­mo una ta­blet o Smartp­ho­ne.

Las ten­den­cias ya es­tán mar­can­do co­mo serán los ho­te­les del fu­tu­ro. A par­te de dis­po­ner de las so­lu­cio­nes ya co­men­ta­das pa­ra el aho­rro ener­gé­ti­co, la re­duc­ción del im­pac­to me­dioam­bien­tal y el con­fort y se­gu­ri­dad del usua­rio, los ho­te­les dis­pon­drán de dis­po­si­ti­vos mó­vi­les co­mo ta­blet o Smartp­ho­ne con apli­ca­cio­nes pa­ra el con­trol de to­das las so­lu­cio­nes des­de un mis­mo pun­to. Ha­bla­mos de te­ner el con­trol de las re­ser­vas, de la au­to­ma­ti­za­ción de la ilu­mi­na­ción y el cli­ma, la ocu­pa­ción de las ha­bi­ta­cio­nes, el con­trol de ac­ce­sos de las zo­nas co­mu­nes, el con­su­mo ener­gé­ti­co y las ta­reas de lim­pie­za y man­te­ni­mien­to, to­do des­de un mis­mo pun­to, dis­po­si­ti­vo o soft­wa­re.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.